Raúl Remigio Vargas

Raúl Remigio Vargas nació en Bariloche el 25 de septiembre de 1940, falleció en el 2014. Poeta y abogado. Sus libros: “la calle de la cerca verde” y “el pájaro enjaulado”, con prólogo de Raúl González Tuñón;

Sus libros: “la calle de la cerca verde” y “el pájaro enjaulado”, con prólogo de Raúl González Tuñón; “Ese mundo maravilloso” y “De lluvias y profecías” (primer premio Nacional de poesía 1999, otorgado por la casa de Salta, Gofica Editora y Centro de Residentes Salteños en la Ciudad de Buenos Aires).

Sus poemas han aparecido en publicaciones literarias y ediciones dominicales de diarios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Ha ganado diversos premios y menciones.

Leve movimiento

Hoy, al cruzar una avenida en Buenos Aires

sentí un leve movimiento

¿un temblor de raíces peregrinas?

¿aleteo de insectos?

¿río subterráneo desbordando lunas?

No lo sé

La ciudad se movía y me movía

una anciana se santiguó tres veces

un ángel voló por mi costado

un guardia me leyó un largo reglamento

Fue un leve movimiento

y la memoria quebrada en un costado

arrojó una foto que cayó de espaldas

Hoy

al  cruzar una avenida en Buenos Aires

tuve un accidente de fugaz melancolía    

Hombre que llora por una vaca

He visto a un hombre llorando por su vaca

no lloraba por su madre ni por su hijo

lloraba por su vaca

como sólo puede llorar un hombre

por su única y tierna vaca a punto de morir

Convengamos que una vaca no es un ser humano

tampoco es una casa o un árbol

una vaca

son dos ojos enormes y húmedos

como los pastos a la mañana

son la únicas ventanas abiertas antes del amanecer

por donde el hombre puede asomarse y pensar

que la vida no es tan dura

Por eso, el hombre puede llorar por su vaca

Raúl Remigio Vargas brindando con Guillermo Contreras

El árbol elegido

Yo fui un gigante entre todos mis hermanos

mi  vida era de pájaros y nidos

mis ramas apuntaban hacia el cielo

y, en noches de verano, fui cazador de estrellas

Pero, una mañana escuché la voz del hombre

Y vi cómo la muerte mordía mi costado

caí  sobre mi sombra y nada más recuerdo

Después

la misma mano que me quitó la vida

con vieja artesanía

me transformó en madero

Y ya toda la historia se vuelve conocida:

un hombre me cargaba con paso vacilante

mi peso lo agobiaba

y los gritos del pueblo le golpeaban el cuerpo

No pude ver su rostro

 pero ahora presiento que a través de los ojos

se le veía el alma

El tiempo se detuvo cuando sentí los clavos

que  aferraron su cuerpo a mi astillado cuerpo

sólo escuché un gemido, recordé mi muerte

y fue un silencio largo que dura todavía

Entonces, supe mi destino

Yo tuve entre mis brazos al MAESTRO

Otros artículos

Valparaíso

Valparaíso

Valparaíso – Cinco poemas de Guillermo Contreras que permanecieron perdidos. Escritos en 2011 en su estadía en esa ciudad, encontrados 10 años después en la compu, escondidos.

Nota Editorial  13 de Octubre 2021

Nota Editorial 13 de Octubre 2021

“La vereda del Sol” revista en papel que salió entre 1976 y 1977 , en ese tiempo con Gustavo Contreras, Mariangela (Folk II) y Jorge Nakamura (Koke) desaparecido por la dictadura. Desde el 2010 la vereda está en la red acompañado por Gabriel Sacco y este año 2021 el regreso renovado de “La Vereda del Sol” es un empuje post-pandemia.

Casapueblo –  Carlos Páez Vilaró

Casapueblo – Carlos Páez Vilaró

Casapueblo es una edificación construida por el artista uruguayo Carlos Páez Vilaró ubicada en Punta Ballena, a 13 km de Punta del Este, Uruguay. Inicialmente fue casa de veraneo y taller del artista, incluye en sus instalaciones un museo, una galería de arte, una cafetería y un hotel. Fue residencia permanente de su creador, donde trabajaba y donde pasó allí sus últimos días.