Nicanor Parra – Chile – Un banco

La casa está enclavada en un cerro, hay que subir una escalera de 42 peldaños para llegar a ella , Los hijos de la nueva dueña la bautizaron como ”el Peñón de Los Püroja“ en honor a los abuelos .

Las Cruces , el pueblo de Don Nicanor es parte del litoral de los poetas

Las Cruces es cuna de muchos escritores , en la actualidad , viven muchos en La comuna.

El banco blanco   corresponde  al lugar donde venía a conversar Nicanor Parra con el anterior dueño de esta casa, desde este lugar él podía ver su casa que está al otro lado de la playa.

El atardecer es maravilloso desde aquí porque el sol durante Seis meses se oculta detrás del cerro donde vivía Nicanor Parra .

La casa está enclavada en un cerro, hay que subir una escalera de 42 peldaños para llegar a ella , Los hijos de la nueva  dueña  la bautizaron como  ”el Peñón de Los Püroja“ en honor a los  bisabuelos .

No creo en la vía pacífica

no creo en la vía violenta
me gustaría creer
en algo pero no creo
creer es creer en Dios
lo único que yo hago
es encogerme de hombros
perdónenme la franqueza
no creo ni en la Vía Láctea.

Nicanor Parra

Otros artículos

Nota Editorial  13 de Octubre 2021

Nota Editorial 13 de Octubre 2021

“La vereda del Sol” revista en papel que salió entre 1976 y 1977 , en ese tiempo con Gustavo Contreras, Mariangela (Folk II) y Jorge Nakamura (Koke) desaparecido por la dictadura. Desde el 2010 la vereda está en la red acompañado por Gabriel Sacco y este año 2021 el regreso renovado de “La Vereda del Sol” es un empuje post-pandemia.

Jean Michel Basquiat

Jean Michel Basquiat

Fue un componente importante de la expresión Grafiti en Nueva York . Principios de los 80s artista callejero, viviendo como vagabundo pasó a ser compañero de Andy Warhol, a exponer en Paris y Nueva York y en su corta carrera interrumpida por su muerte a los 27 años llegó a hacer un centenar de exposiciones.
En los grafitis firmaba como SAMO , “la misma mierda de siempre” “La misma porquería”

María Elena Stella – Buenos Aires

María Elena Stella – Buenos Aires

Este libro “Sobre los que no comieron perdices”, lo vengo escribiendo en tiempos libres que son pocos. Algunos fueron sugeridos por la historia, que como historiadora reviso siempre. Pero la mayoría son poemas de amor, poemas románticos. Por eso el título del libro, final de cuentos infantiles tradicional visto al revés.