Libros infantiles prohibidos en la dictadura militar

Ana Lazzari, bibliotecaria que durante años fue encontrando un tesoro. Libros infantiles que durante el sangriento proceso (1976-1983) fueron oficialmente prohibidos. Comenzó a juntarlos, a buscar en rincones de librerías para comprarlos, a recibirlos como donación, luego se puso a documentar las causas que expresaban los decretos que los prohibieron . Y así conformó una caja de libros infantiles que fueron prohibidos.

Es un trabajo más que aporta a la memoria, un pueblo que olvida repite su triste historia. Recordar que un grupo de militares, de criterio acotado, de formación limitada, se creyeron guardianes de la moral y prohibieron autores como Jose Murillo, Oesterheld, Laura Devetach, Alvaro Yunque y tantísimos otros. Prohibieron colecciones completas como Los cuentos del Chiribitil.

Esta es una muestra de algunos de esos libros. No olvidemos alguien  intento ocultarlos a nuestros niños.

Los cuentos del Chiribitil

Jose Murillo

Laura Devetach

Oesterheld

Alvaro Yunque

Otros libros prohibidos

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 1 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Compartir esta nota

0 comentarios

Enviar un comentario

Otros artículos

Nota Editorial  13 de Octubre 2021

Nota Editorial 13 de Octubre 2021

“La vereda del Sol” revista en papel que salió entre 1976 y 1977 , en ese tiempo con Gustavo Contreras, Mariangela (Folk II) y Jorge Nakamura (Koke) desaparecido por la dictadura. Desde el 2010 la vereda está en la red acompañado por Gabriel Sacco y este año 2021 el regreso renovado de “La Vereda del Sol” es un empuje post-pandemia.

Ruinas de Cobá – Mexico

Ruinas de Cobá – Mexico

En el corazón de la península de Yucatán en México se encuentran las ruinas de Cobá (Zona Arqueológica de Cobá), una antigua ciudad maya considerada como uno de los asentamientos más importantes de la historia mesoamericana. Durante su apogeo entre el 500 y el 900 d.C., Cobá albergó a 50.000 residentes y fue la terminal central del complejo sistema de carreteras maya.