Libros infantiles prohibidos en la dictadura militar

Ana Lazzari, bibliotecaria que durante años fue encontrando un tesoro. Libros infantiles que durante el sangriento proceso (1976-1983) fueron oficialmente prohibidos. Comenzó a juntarlos, a buscar en rincones de librerías para comprarlos, a recibirlos como donación, luego se puso a documentar las causas que expresaban los decretos que los prohibieron . Y así conformó una caja de libros infantiles que fueron prohibidos.

Es un trabajo más que aporta a la memoria, un pueblo que olvida repite su triste historia. Recordar que un grupo de militares, de criterio acotado, de formación limitada, se creyeron guardianes de la moral y prohibieron autores como Jose Murillo, Oesterheld, Laura Devetach, Alvaro Yunque y tantísimos otros. Prohibieron colecciones completas como Los cuentos del Chiribitil.

Esta es una muestra de algunos de esos libros. No olvidemos alguien  intento ocultarlos a nuestros niños.

Los cuentos del Chiribitil

Jose Murillo

Laura Devetach

Oesterheld

Alvaro Yunque

Otros libros prohibidos

Otros artículos

Nota Editorial  13 de Octubre 2021

Nota Editorial 13 de Octubre 2021

“La vereda del Sol” revista en papel que salió entre 1976 y 1977 , en ese tiempo con Gustavo Contreras, Mariangela (Folk II) y Jorge Nakamura (Koke) desaparecido por la dictadura. Desde el 2010 la vereda está en la red acompañado por Gabriel Sacco y este año 2021 el regreso renovado de “La Vereda del Sol” es un empuje post-pandemia.

Jean Michel Basquiat

Jean Michel Basquiat

Fue un componente importante de la expresión Grafiti en Nueva York . Principios de los 80s artista callejero, viviendo como vagabundo pasó a ser compañero de Andy Warhol, a exponer en Paris y Nueva York y en su corta carrera interrumpida por su muerte a los 27 años llegó a hacer un centenar de exposiciones.
En los grafitis firmaba como SAMO , “la misma mierda de siempre” “La misma porquería”

María Elena Stella – Buenos Aires

María Elena Stella – Buenos Aires

Este libro “Sobre los que no comieron perdices”, lo vengo escribiendo en tiempos libres que son pocos. Algunos fueron sugeridos por la historia, que como historiadora reviso siempre. Pero la mayoría son poemas de amor, poemas románticos. Por eso el título del libro, final de cuentos infantiles tradicional visto al revés.