Nota editorial 1 marzo del 2022

El viaje continúa Volví el 1 de Marzo del 2022, ya más preparado. Ahora sé que el mundo se desmoronó envuelto en la Globalización, con propuestas individualistas y de a poco se fue descartando la solidaridad. También se que somos todos responsables de lo que  tenemos. También se, porque algo leí la última vez que […]

El viaje continúa

Volví el 1 de Marzo del 2022, ya más preparado. Ahora sé que el mundo se desmoronó envuelto en la Globalización, con propuestas individualistas y de a poco se fue descartando la solidaridad. También se que somos todos responsables de lo que  tenemos. También se, porque algo leí la última vez que estuve, que todo lo que estamos viviendo en Buenos Aires en 1973, euforia por el regreso, la democracia,  todo se va perder en un remolino de reproches y la imposición de los poderosos, la muerte, todo en nombre de Dios. En tres años no más volverán los milicos y esta vez volverán a rememorar la conquista del desierto, dejando tierra arrasada.

Lo sé, por eso no puedo criticar al hombre del 2022. Se suponía que para esta fecha, veinte años ya en  el nuevo milenio, no solo debíamos estar en el espacio, sino que la tecnología nos daría herramientas para terminar con el hambre, el cáncer, el sufrimiento, la muerte no, es parte de la vida. Las máquinas nos darían la posibilidad de trabajar todos un poco menos.   Pero encaminamos el uso de la tecnología a separarnos más,  cada año menos pueden acceder, cada año menos tienen más y la mayoría deambula pensando que lo que no tiene es por su propia culpa.

Todos somos responsables de estar donde estamos. Ni volviendo a mi tiempo tendría la sabiduría de evitar el camino que hemos recorrido.

En los primeros años de la década de los setenta en Buenos Aires, de donde vengo, salía una revista, creo que salía los martes junto a un diario vespertino La Razón, la revista era “Ayer, hoy y mañana”, tal cual lo dice el titulo tenía tres partes. En “ayer” se  verían los adelantos en el transcurso de la historia, en el “hoy” los adelantos que aparecían en ese momento y lo que más me gustaba era en “mañana” donde se predecían adelantos, trenes de altísima velocidad, cohetes colectivos con los que en el 2000 saldríamos a pasear por el espacio, a ver la tierra desde lejos, o llegar a las estaciones de la luna, Marte y vaya a saber cuántos lugares. Teléfonos sin cables, ropas de plástico, pantallas gigantes que nos darían la temperatura y a qué hora pasa el colectivo, o nos darían información sobre la dieta y salud. Aparatos que diagnosticarían y de ser necesario curarían las peores dolencias. El año 2000 era el mañana probable, era el objetivo de superación, que salvo en los espejitos de colores perdimos el rumbo en algún momento.  

Guillermo Daniel Contreras

Otros artículos

Nota Editorial  13 de Octubre 2021

Nota Editorial 13 de Octubre 2021

“La vereda del Sol” revista en papel que salió entre 1976 y 1977 , en ese tiempo con Gustavo Contreras, Mariangela (Folk II) y Jorge Nakamura (Koke) desaparecido por la dictadura. Desde el 2010 la vereda está en la red acompañado por Gabriel Sacco y este año 2021 el regreso renovado de “La Vereda del Sol” es un empuje post-pandemia.

Jean Michel Basquiat

Jean Michel Basquiat

Fue un componente importante de la expresión Grafiti en Nueva York . Principios de los 80s artista callejero, viviendo como vagabundo pasó a ser compañero de Andy Warhol, a exponer en Paris y Nueva York y en su corta carrera interrumpida por su muerte a los 27 años llegó a hacer un centenar de exposiciones.
En los grafitis firmaba como SAMO , “la misma mierda de siempre” “La misma porquería”

María Elena Stella – Buenos Aires

María Elena Stella – Buenos Aires

Este libro “Sobre los que no comieron perdices”, lo vengo escribiendo en tiempos libres que son pocos. Algunos fueron sugeridos por la historia, que como historiadora reviso siempre. Pero la mayoría son poemas de amor, poemas románticos. Por eso el título del libro, final de cuentos infantiles tradicional visto al revés.