Gustavo Santaolalla

 

 

Desde Buenos Aires Gustavo Santaolalla- Músico, productor, amigo de Los Jaivas

 

 

“A los Jaivas los recuerdo como unos tipos divinos,

no solo buena gente sino también muy talentosos,

muy especiales” 

                               Gustavo Santaolalla

 

            Septiembre de 2012, Gustavo Santaolalla está en Buenos Aires pocos días, prepara una gira con Bajo Fondo. Ya sabe de la solicitud nuestra de hacerle una nota para acompañar a “Los Jaivas” en su cumpleaños 50,  a pesar de su poco tiempo se comunica personalmente y coordinamos para hacer una nota por teléfono.

            Gustavo, músico argentino que junto con su banda “Arco Iris” fue uno de los fundadores del rock nacional, su gran aporte fue la fusión de ritmos folclóricos al rock. Productor de músicos de toda América. Ganador de 15 Grammys, 2 Oscar (2006 “Secreto en la Montaña” y 2007 “Babel”). Premio “Golden Globe” y dos premios BAFTA . Una amplia lista de éxitos.

            Toda la grandeza de un hombre se mide en la simpleza de sus respuestas, y el esfuerzo que pone para aportar a los demás.

 

 

Háblanos de tus inicios, de Arco Iris y Los Jaivas

            Yo creo que nos toco vivir historias similares, nosotros aquí, los Jaivas en Chile, y Polen en Perú. Yo comencé a escribir canciones a los 13 años, las primeras canciones en formato de grupo, de banda a los 16 años. Aun no existían los Beatles y mi primera canción fue una Chacarera.  En los 60 en Argentina había un furor por el folclore, igual en casa se escuchaba todo tipo de música, se escuchaba tango y folclore pero también se escuchaba música anglo. Obviamente cuando aparecen los Beatles a mi realmente me revolucionó, si bien ya escuchaba rock, Presley;  o pop, Paúl Anka por ejemplo; pero al escuchar a los Beatles supe que lo que quería hacer en mi vida era formar una banda, y así empecé escribiendo canciones en Ingles. Ellos también comenzaron así, eran los “Hi Bass”, y mi primer grupo Los “Black birds” pero fue muy poco tiempo, realmente ya con 15 o 16 años me di cuenta que no tenia ningún sentido cantar en Ingles. Que estaba acá, vivía en Argentina y tenia que cantar en castellano.

           

Veníamos grabando profesionalmente desde los 16 años para  RCA, al principio sólo  simples, ya con 18 años comenzamos a grabar el primer álbum con Arco Iris, y en ese álbum ya aparecen ritmos de zamba. Comencé a darme cuenta que era importante lo de la identidad. Ver quienes éramos y de donde veníamos.

            Lo interesante es que al poco tiempo nos enteramos que lo mismo estaba pasando en otros lados, en Chile existían “Los Jaivas”, en Perú “Polen”, en Bolivia “Los Waras”. Eso, como que le da más fuerza. En algún momento surgió la posibilidad que se hiciera un festival en Perú con “Arco Iris”, “Los Jaivas” y “Polen”, como vanguardia de esa movida. No se como fue el fenómeno de ellos en Chile pero aquí a nosotros eso de buscar identidad con la música no nos resultó fácil, no con el público, pero la inteligencia del Rock cuestionaba ¿Cómo vas a tocar una chacarera? ¿Cómo van a tocar con un charango en un escenario de rock?, obviamente el tiempo nos dio la razón. Pero mi conexión directa con “Los Jaivas” se da cuando ellos vienen a quedarse acá en la Argentina. Si bien los conocía, no se si habíamos llegado a intercambiar correspondencia, pero cuando ellos vienen a Argentina con los primeros que se comunican, por un tema de afinidad musical, es con nosotros. Y llegamos a hacer varios conciertos juntos. De hecho hicimos un concierto, para mi histórico, en la Facultad de Ciencias Exactas donde abría “Leda Valladares”, luego “Los Jaivas” y cerraba “Arco Iris”. Un concierto alucinante. Enseguida entablamos una relación muy linda con ellos porque había mucha afinidad, si bien nosotros levábamos una disciplina de vida un tanto estricta y ellos llevaban un modo de vida más simple, siempre hubo la mejor onda y mucho cariño entre los dos grupos. Y una historia de afinidad.

 

Por hacer ritmos folclóricos Tuvieron rechazo de los músicos, ¿el publico?

El público adoraba lo que hacíamos.

 

Para los más jóvenes, que no tuvieron contacto con lo que fue Arco Iris. Podes contarnos algo de dos temas “Blues de Dana” y “Mañanas Campestres”

            Ambos temas son de alguna manera de los temas nuestros de los menos representativos a nivel de esa fusión con el folclore. Más bién enganchados dentro del universo del rock, el Blues y el folk tradicional. Pero obviamente son temas importantes en nuestra carrera. “Mañana Campestre” es una canción que tiene algo maravilloso, lo maravilloso que le puede pasar a una canción  que es cuando una canción deja de ser tuya, hay mucha gente que conoce la canción pero no tiene la menor idea de que la hizo “Arco Iris” y que la compuse yo. Ya es como parte del cancionero popular. Es un tema que me acompaña siempre. Ahora en el proyecto de “Igualdad Cultural” la he cantado. Lo interesante para mi es hoy día tener chicos, porque en ese proyecto se han formado bandas y coros “infanto juveniles”, chicos de8 a 16 años que revalorizan todo los principios del Rock Nacional. Vos sabes que hay una movida de chicos que van escuchando a Almendra, Manal, Arco Iris, Vox Dei. Esto es súper lindo,  y por otro lado chicos que vienen  con el disco de “Bajo Fondo” para que lo firme, es interesante que los chicos tengan esa posibilidad. 

            “Blues de Dana” es el resultado de buscar hacer música en castellano.  Si bien de alguna manera los capos de cantar blues en español eran “Manal” fue genial poder hacer ese blues cantado en castellano, ahí la identidad buscada estaba dada por el idioma.

            Otros temas fuertes que recuerdo son temas como “Zamba”, era raro que un grupo hiciera ritmos de zamba con guitarra eléctrica, o lo que fue la “Opera Sudamérica” o “Inti Raymi”. Esas cosas nos hacían sentir cerca de Los Jaivas.

 

 

La opera Sudamérica fue un formato atípico para la época, no respondía a los requerimientos de difusión de las radios. ¿Fue fácil hacerlo?

            Tenía una arte muy desarrollado, para nosotros fue un hito, y aparte fue como establecer el discurso estético de la fusión a full. Fue resultado del imaginario mío donde era necesario no solo cantar en nuestro idioma sino también tocar nuestros ritmos. Con los conceptos que se volvieron a hablar hoy día, conceptos Bolivarianos, de patria grande americana, se habla de los conceptos de la opera Sudamérica: Hace poco en una reunión de UNASUR y MERCOSUR fue muy gracioso, decidí cantar Sudamérica, y conté que era una canción que compuse cuando tenía 20 años y soñaba con que Sudamérica podía tener mejores relaciones entre los países y podíamos tener una Latinoamérica que buscara una realidad  más justa. Planteábamos una América más unida.     

 

Visto desde ahora la opera Sudamérica fue un hito, pero en ese tiempo fue fácil para el mercado?

            La verdad que nosotros teníamos muy buena recepción, teníamos mucho enganche con  la gente. De hecho fuimos los primeros en tocar en la cancha de River, no se usaba todas las tribunas no daba para la realidad del Rock en esa época, pero tocamos frente a las plateas, pero fue la primera vez que se hacia un concierto en River,  y éramos muy bien recibidos por la gente.

 

Te cuento que hace poco una vecina me mostró la caja del disco Sudamérica, que aun conserva

            ¡Que grosso! , bueno te cuento que hoy un hombre que me traía un trámite del banco también me contaba que conserva su caja de Sudamérica. El formato era muy aventurado, nos dejaron hacer eso de la grabadora porque “Arco Iris” tenía mucha llegada.

 

 

Un disco del que te quiero preguntar es uno que falta en formato CD. “Agitor Lucens”

Falta ese y falta “Inti Raymi”  también, “Inti Raymi” era lo que en la “opera Sudamérica” había sido en concierto, manteniendo la estética  llevado al formato  canción.

            El disco “Agitor” es otro disco de corte conceptual, planteaba el mundo en el que estábamos viviendo, el país que estábamos viviendo (año 1975), era una manera de jugar frente a la realidad espantosa que se estaba viviendo acá, plantearse la posibilidad de la vida en otro planeta. Y de hecho la foto que esta en la tapa es una foto que tomo un fotógrafo del diario “La Capital”, de Mar del Plata, sobre el mar donde se ve un plato volador argentino, la idea era un poco eso, acá todo lo que esta pasando y de pronto puede haber  realidades muy distintas, hacía falta tener vida en otros planetas.

            Ese disco es una pena  no tenerlo, nosotros habíamos firmado con “Music Hall” y ellos se pelearon marido, mujer, hijo terminaron vendiendo ese catalogo como tres veces y quedo todo en poder de la justicia. Nadie quiere tocar nada, yo de hecho quise comprar los master y no fue posible.

 

Yo estuve en la presentación de “Agitor Lucens V” con Oscar Arais, y siempre me pregunte si no habría filmaciones de esas presentaciones

            No sabes que a duras penas hay fotos. Esta persona que te contaba que me trajo cosas del banco, me decía que vino al Gran Rex a ver “Agitor”. Mira que gracioso que hoy dos personas me comentan lo mismo.  Y de hecho fue el último show con Arco Iris.

 

 

Para seguir con tu historia, “Soluna”,

            “Soluna” es otra búsqueda como a destiempo, decidimos hacer canciones con un trabajo vocal intenso. Y ese trabajo es lo que rescato de “Soluna”, cantábamos muchísimo a cuatro voces, lo que requería mucho laburo, es un grupo y un proyecto que lo recuerdo con mucho cariño

 

Aquí entramos en una época de la que te voy a pedir datos, no se tanto de tu trabajo como productor

            El primer artista que produje, que no fuera “Arco Iris”, fue “León Gieco”. Con quien nació una amistad, y seguimos colaborando trabajando juntos hasta el día de hoy.

Una vez establecido en EE UU yo tenia la banda “Wet Picnic”. Cuando volví a Argentina para hacer “De Ushuaia a La Quiaca” una cosa interesante que me paso fue que al conectarme con tantos músicos, sobre todo con músicos y artistas que no les interesaba lo mediático, hacían música porque era su vida, vuelvo a EEUU con la intención de correrme del escenario, correrme del protagonismo y decido poner mi talento al servicio de otros.

            Ahí es que me conecto con una movida muy fuerte que esta ocurriendo en Méjico que en lo personal me recuerda mucho a los principios del Rock acá en Argentina. Ahí es que comienzo a producir a “Maldita Vecindad”, descubro a “Café Tacuba” , con quien llevamos 20 años trabajando juntos, acabo de producir su ultimo disco.  Comienzo a imaginar un mapa de música alternativa hispana, ahí produzco  a “Prisioneros” de Chile a “Divididos” de aquí (“La era de la Boludez”)  Todo esto hace a mis comienzos como productor, una de las cosas que ocurre con el éxito que comienza a gestarse la idea de tener mi propio sello. Porque hasta ese momento yo producía un disco, ese disco quedaba en una compañía y ahí se perdía. En realidad la idea de un sello propio la tuve desde chico, de hecho cuando iba al secundario me dibujaba diferentes etiquetas para el sello. Bueno así surge “SURCO” la primera banda que grabo en surco fue “Molotov”, con ellos vendimos casi tres millones de discos, esos fueron los comienzos de mi carrera como dueño de un sello. Ahí descubro a “Juanes” , lo que siempre recuerdo es que una vez con “Café Tacuba”, el primer disco de ellos, estuve nominado para un Grammy Latino, y lo perdí,  me acuerdo que para mi en aquel momento fue terrible, yo pensaba que esa había sido mi gran oportunidad y que la había perdido, y que ya nunca más. Hoy en día tengo 15 Grammys, 13 latinos y dos anglos. Si bien uno es con Bajo fondo el resto son como productor.

 

Quedo claro que esa no había sido la única oportunidad

            No, eso quedo clarísimo, por suerte. Luego los Oscars, los Bafta, que son como los Oscars pero británicos, todos esos reconocimientos que siempre digo yo son reconocimientos al trabajo, yo creo en 80% de transpiración y 20% de inspiración. Muy importante fue tener una ética de laburo, estar comprometido con lo que estas haciendo y laburar todos los días

          

           Como dijo Picasso “Espero que la inspiración me encuentre trabajando”

 

Mirando para atrás cumpliste tus sueños, ¿como fue hasta ahora?

            Mira yo siento que hice muchísimas de las cosas que imaginé, es más las fui superando, porque te mentiría si te dijera que alguna vez pensé que iba a ganar un Oscar.

He superado muchas cosas pero por suerte aún me queda mucho por hacer, muchas ideas y proyectos e inquietudes que me gustaría llevar a cabo.

 

 

Proyectos inmediatos

            Termine  “On the Road”, basado es una adaptación al cine de la novela de Jack Kerouac, acabo de terminar el disco de café Tacuba “Ese objeto antes llamado disco”.  Estoy terminando el nuevo álbum   de “Bajo Fondo”. Y estoy trabajando en la música de un video juego, que es como la apuesta en video juego para Sony, es un juego muy particular, porque te vinculas emocionalmente con los personajes. Estoy también terminando un musical que se estrena el año próximo en Toronto. Y tengo un par de películas. También estoy tocando mucho, de hecho mañana viajamos a Chile porque el 27 de septiembre tocamos allá, después a Puerto Rico, Miami , Washington DC, Los Ángeles.

 

También con mi proyecto de vinos y cerveza, la compañía “Cielo y Tierra”, los vinos “Celador” y “Don Juan Nahuel” y la cerveza  “Grosa” y una tirada especial que se llama “Regrosa”, la cerveza es especial se cría en barricas como el vino, tiene doble alcohol, se hace con cebada no transgénica, con agua de glaciar, lo único que se importa es la levadura que viene de Bélgica. Lo hacemos en Potrerillos en Mendoza, y el vino en una finca familiar también en Mendoza. También un proyecto editorial, con la que esperamos el próximo año cada 2 meses sacar un libro. Hago  muchísimas cosas pero aunque te parezca mentira quedan muchas que quiero hacer

 

 

 

Los Jaivas

            En realidad recuerdo mucho a Claudio, Eduardo y  Gabriel.  Gabriel era un baterista increíble la energía que tenia. Grande cada uno en lo suyo, pero tipos como el Gato que era alucinante, y con Mario que eran la formación que más traté. Otras formaciones ya no las trate tanto porque se sumaron cuando estaban en Europa. Con los que yo interactué fue con la formación original (Claudio, Eduardo, Gabriel, el Gato y Mario) los recuerdo como unos tipos divinos, no solo buena gente sino también muy talentosos, muy especiales

            Mándales un gran saludo a “Los Jaivas”, los vi muy brevemente con motivo de la celebración del bicentenario en BS As, los vi tras el escenario, ahí conocí a la hija de Gabriel, Juanita, la baterista actual, hermosa, me alegró mucho que ella este tocando la batería. Ese día no llegue a verlos tocar   

 

           

 

 

Gustavo Santaolalla, un grande de la música latinoamericana, se despidió con tanta energía como al comienzo de la nota. Si algo sorprende en el es que da la sensación de hacer cosas chicas, pequeñas, simples. Y ha dejado huellas de un gigante. ¡¡Gracias Gustavo!!

 

 

Nota:  Guillermo Daniel Contreras      www.laveredadelsol.com.ar

Soporte técnico: Gustavo Alejandro Contreras  www.clavesdelsur.com

 

 

Envianos tu opinion Literatura Plástica Artesanías Teatro Fotografía Miscelaneas Música Enviá una foto Diccionario Links Amigas Inicio
 
Volver Inicio
 
 
 guicontreras@laveredadelsol.com.ar