El Silencio de IGOR

 

 

“El Silencio en una banda que hace música parece raro. En puestas en común, algo así como tormenta de ideas, el silencio de Igor fue creciendo. Que la máscara, que si calla algo esconde, y la máscara de Dr. de la Peste terminó representando el silencio, Igor está detrás de la máscara”

Cuatro músicos y su sueño llamado Igor

 

 

 

Buscamos un nombre que llame la atención, es un personaje que fuimos creando nosotros, tratamos de representarlo con nuestra música. Tenemos un sonido muy propio que encontramos entre los cuatro. IGOR es el personaje que recorre las letras que tenemos, hablan de lo que uno esconde, por eso se lo representa con la máscara, por eso el Silencio de Igor, lo que esconde. Lo fuimos creando. Necesitábamos un nombre, lo pusimos, y de a poco le dimos forma.

 -Nació de la figura de Igor  Stravinsky, y me encantaba lo enigmático que surgía de la idea. Pero este Igor tenía que nacer, y lo descubrimos-.

El Silencio en una banda que hace música parece raro. En puestas en común, algo así como tormenta de ideas, el silencio de Igor fue creciendo. Que la máscara, que si calla algo esconde, y la máscara de Dr. de la Peste terminó representando el silencio, Igor está detrás de la máscara.

La banda son cuatro y se les sumó Igor.  Sebastián  Gowda (viola), Flavio Romanelli (guitarra y voz), Nicolás de Lucas (bajo), Nicolás  Melichar (batería), Igor (sueños y secretos).

Estudiaron en diferentes conservatorios, Cesar el baterista que ya no está en la banda fue junto a Flavio quienes comenzaron, Nicolás se sumó. Ante la necesidad de sumar una cuerda, surge Sebastián, se materializa en la banda con su viola, dice que toca un híbrido viola-violín, le da otra dulzura a la banda,  nueva sonoridad y ni hablar cuando  suma el wha wha a la viola, la toca de muy chico, fue invitado en muchas bandas pero en Igor se le planteó improvisar, -Me hizo soltar, ya no la partitura estructurada- nos dice. Luego cuando Cesar se va se incorpora Nicolás Melichar y esa es la formación actual.

“Rock contemporáneo”, no encontramos otra etiqueta, tenemos muchas influencias, de la escuela clásica pero escuchando Metálica. Escuchando mucho Rock pero formados en escuelas académicas y populares, con influencia del tango, folclore, clásico, y rock. Lo bueno es que no hacemos rock que parece tango, o clásico con algo de rock. Nada que ver, lo nuestro es un aporte diferente que vamos descubriendo juntos. No podemos definirlo, Trabajamos sobre las influencias e intentamos llegar con nuestras posibilidades más allá. Nuestras canciones no tienen estribillos y funcionan, es así. Se dio, lo buscamos, tenemos una base de rock alternativo pero no hay etiqueta.

Es una búsqueda siempre. Muchas veces jugamos un rato en los ensayos y esas improvisaciones devienen en canciones. Eso hace la búsqueda eterna. Los temas ya grabados han evolucionado también, ya no los tocamos como al principio. Hambre de búsqueda, no queremos conformarnos. El arte es  hambre de novedad. Como el hambre cada día nos levantamos con ganas de hacer algo nuevo.

Hay mucho hecho y mucho por hacer. Somos muchos los que hacemos música, hay muchos buenos, y eso nos encanta. Es el fluir de la cultura, en cualquier disciplina. Si alguien ve eso como competencia  para nosotros no  es así. Hay muchos haciendo música y entre todos le damos forma, es como una hermandad, algo común entre nosotros. Tenemos circuitos comunes. Tocamos con varias bandas hermanas, compartimos fechas. Este año se dio diferente,  tuvimos propuestas de afuera, no de nuestro circulo, tuvimos publico nuevo, gente nueva En Junio vamos a compartir con bandas amigas otra vez. Hay colaboración,  lo que faltan son espacios que se abran para la música.

Seguimos con el problema de los que no quieren  pagar a las bandas, nosotros no podemos vivir de Igor, si bien vivimos de la música enseñando, la banda no paga, es un esfuerzo. Hace falta un cambio cultural inclusive en los músicos. No es lo mismo ahora, hace 15 años pagabas para tocar. Ahora eso se da menos. No se  contrata un arquitecto para que venga a hacer un cambio en la  casa para no pagarle porque le sirve de propaganda, eso quieren de los músicos. A parte de traer equipos, instrumentos y tocar quieren que paguemos o traigamos 50 personas para que consuman. Es un trabajo y debe ser respetado como tal. Si aceptamos pagar estamos alimentando una maquinaria perversa. Ahora hay una movida de patios grandes, casas donde se toca, entran 60 personas, muestras tu arte, la gente te escucha, y las ganancias se dividen entre todos, hay que generar esos lugares. Sostener el arte para sostener la vida. Los dibujantes, por ejemplo, también tienen que pagar para exponer. Pretenden del arte todo, está subestimado el arte como si fuera  ornamental. Lo esencial es invisible a los ojos, nos quieren hacer invisibles. Si nuestras vidas transcurrieran  sin arte, sería muy triste la  vida.

Nosotros pensamos en esto, damos clases, tenemos proyectos laborales con la música, entonces somos  buscadores de espacios, con Igor intentamos divertirnos, desde las letras acercar propuestas, esa máscara, Igor casi místico, intentamos cuidarlo.

Ya grabamos 2 discos, el 1ro surgió de un concurso de bandas que ganamos y pudimos grabar, fue un álbum de 4 temas “Vol.1”. Encierra los primeros sonidos de Igor. Ya “Juego de Animal” se grabó en lo que fue Moebius, invertimos para grabar ahí porque era el momento de hacerlo, en este segundo disco Igor ya era una adolescente. Ambos discos dibujados por Augusto Daniel Napolitano, un artista que plasmo la idea. Un año trabajamos para seleccionar el material, las imágenes, hasta la posición de las fichas en el tablero de ajedrez se discutió, creo que fuimos obsesivos

Igor, la máscara, la música, arte de tapa, nada queda al azar. Intentamos que las presentaciones sea una experiencia, hemos sumado teatro, danzas contemporáneas, proyecciones. Cuando se presentó el disco trabajaron como 30 personas en escenario, músicos invitados, bailarinas, camarógrafos.  Ya no somos los que comenzamos en el 2010, hemos crecido y evolucionado. No tenemos aún los medios para hacer algunas cosas pero hacia ahí vamos.

Igor tiene más vida por delante, y está presente. Hacia adelante nos vemos juntos, es un proyecto a largo plazo, va a ir creciendo, antes eran temas más tranquilos, vamos teniendo más fuerza. Nos vamos descubriendo en cada etapa, hay una dirección, nos arriesgamos cada vez un poco más. Y estamos unidos como para hacer mucho. Como banda nos sentimos los suficientemente unidos para apoyarnos, va de la mano del resultado musical. En cuanto a esto lo musical nos sorprende, nos dejamos llevar, planificamos mucho, somos obsesivos, pero nos dejamos llevar en lo creativo también. Y así surgen los ensayos donde descubrimos nuestra música. Hay un gran trabajo de entendernos, venimos de mundos diferentes, pero los intereses nos unen, somos cuatro, más Igor. Es este  un camino abierto, estamos descubriendo nuestra voz.

Los cuatro somos diferentes, nos reímos, nos molestamos, pero eso nos une. Eso es una banda. Eso se traduce en lo artístico. Igor es una fusión de los cuatro, es el misterio detrás de la máscara. De alguna forma nos escondemos detrás de Igor, él tiene las responsabilidades.

El público es variado, nos sorprende como hemos sido recibidos en diferentes lugares donde nos presentamos. Se sorprenden ellos, hay quienes nos buscan luego y es interesante lo que se da. Algo de lo que hacemos despierta a la gente. Nos escriben, nos lo dicen, gente más grande, gente más joven. El grupo de seguidores, partiendo de nuestros amigos va creciendo. Hay gente que nos descubrió y nos sigue. No prevalece un grupo, el abanico es amplio. La abuela de Igor, una señora de casi 80 años que le gustó la banda y pasamos a un intercambio de mails que nos encantó.

Ahora tenemos que salir a tocar, queremos extendernos al gran Bs as, querríamos saltar el charco ir a Uruguay, cruzar la cordillera llegar a Chile. Tenemos muchos planes, lo hablamos y esperamos lograrlo. Este año ya estamos haciendo fechas en nuevos lugares. Planeamos hacer este cierre de año a todo trapo, fiesta de Igor, con artistas amigos, sólo tenemos que encontrar algún lugar adecuado.

 

Nota de Guillermo Contreras para

 www.revistadelosjaivas.com y www.laveredadelsol.com.ar

 

 

 

   

 

 

 

 

Nota:  Guillermo Daniel Contreras     

www.laveredadelsol.com.ar

 

 

Envianos tu opinion Literatura Plástica Artesanías Teatro Fotografía Miscelaneas Música Enviá una foto Diccionario Links Amigas Inicio
 

Volver Inicio
 
 
 guicontreras@laveredadelsol.com.ar