Natacha Barros
Envianos tu opinion Literatura Plástica Artesanías Teatro Fotografía Miscelaneas Música Enviá una foto Diccionario Links Amigas Inicio
 

Hago música rioplatense,

 

tango, milonga, candombe,

 

ese es el mundo musical

 

donde me muevo, es el sonido

 

que me representa

 

 

 

 

Natacha Barros, música rioplatense 

 

        

Es temprano, domingo frío, Ciudad Jardín amanece lento. De los hogares se desprende humo caliente y en las calles camina el viento, solo. La confitería contiene a los que por soledad, por costumbre o por casualidad desayunan fuera de casa. El desayuno y el calor hacen que el lugar refleje hacia la avenida una luz café con leche.

Pienso que me equivoqué a pesar que son las diez de la mañana, por el frío, parece muy temprano. Natacha va a venir a contarnos sobre su relación  con el tango.

Ella una gestora de la difusión de arte en el distrito. Alguien con  criterio regional, con ideas localistas y universales a la vez. Traer artistas a Ciudad Jardín, dar lugar a los artistas y las manifestaciones locales. “Hay un sonido del noroeste del conurbano” hay un paisaje, colores, y ella los juntó estos años en “Café Jardín” donde fue socia hasta hace sólo unos días, al dejarlo no deja su compromiso de difundir, solo busca tener tiempo libre para también crear.

 

¿Cómo te encontraste con el canto?

            Desde muy chica, iba al jardín y comencé a cantar. Luego en el colegio primario me integré al coro y cantaba desde ahí. También actuaba en los actos del colegio con una compañera. Luego entré a la secundaria y hasta los catorce seguí así. Después como ya éramos grandes y no querían que estemos en los actos, ayudaba a preparar las canciones de la misa, iba a una escuela católica. Después yo quería ser artista, pero mis padres me desalentaron, que me iba a morir de hambre, decían.

Y así anduve desacertando hasta los 23 años.  Hasta que Alberto me insistía que fuera los miércoles a su zapatería, a su ensayo. Yo toda mi vida escuché tango en casa. En el ensayo el guitarrista me dice piba, ¿Vos no cantas tangos? Me preguntó si sabía alguno, “y si”, le dije, se un montón, le dije uno de Julio Sosa y se quedó medio…   Lo canté y le dice a Alberto, “Che esta piba va bien”. Así empecé a ir los miércoles ahí a cantar. Igual ya había empezado a tomar clases de canto con Graciela Leibovich, que fue profe de Mercedes Sosa, de Julia Zenco, Alejandro Lerner.

Así me encontré con el canto, de chiquita. Y a los veinte y tantos comencé a ser invitada para cantar en “Micrófono abierto” en “Laurel”.

¿Por qué el tango?

Yo tenía el tango muy metido en mi vida, lo había escuchado siempre, mis abuelos eran re-tangueros, mi papá y mi mamá también, mis tíos. El tango ya venía conmigo. Si bien me gusta toda la música, la dramaturgia del tango, el peso musical que tiene, el peso poético yo no lo puedo encontrar en otro género. Una combinación  de nostalgia, melancolía y a la vez fuerza. Similar a la del flamenco nada más que en algún momento el tango te baja. Y ese matiz me encanta. El tango está metido en la vida, en los bares, en la vereda, el tipo en camiseta, el tango es el café. El tango impacta a todo, le pega a la noche, a lo popular, le pega a todo. Y para ser música popular tiene un grado de complejidad muy alto. Armónicamente, musicalmente la construcción del tango es elevada. Y tiene, el tango, presencia internacional, por fin nuestro lenguaje anda dando vueltas también. Hemos podido hacer un intercambio, hemos sido desde los 60s receptivos de cultura globalizada, y lo que pudimos meter fue el tango.

Hago música rioplatense, tango, milonga, música rioplatense, candombe, ese es el mundo musical donde me muevo, es el sonido que me representan, me identifico desde la emocionalidad. El folklore me encanta, pero me gusta poner sonidos venidos del folklore en el tango, el bombo legüero, viola, violín, aunque el tango de alguna forma también es folklore, es nuestro. Ahora el bandoneón ha sido incorporado en el folklore. Me interesa incorporar los sonidos, del charango por ejemplo, sería traer sonoridades del folklore al servicio del tango, bombo legüero para la marca, charango para la melodía. Ver cómo le queda. El tango tiene que poder sonar en la puna, y llevar sus sonidos. Lugares donde los autos no pasan, el viento suena, el paisaje, todo es distinto comparando con la ciudad. La gente recibe diferente, porque vive diferente. Aquí hablo del café, ¿allá se acaba el tango?

Experimentando…

Nosotros estamos componiendo, mi director musical y guitarrista Marcelo Zapata, el compone, yo también. Queremos un tango sin frontera, el tango fue tocado alguna vez por el Jazz, nosotros ahora queremos también influenciarlo.

Repertorio…

Al repertorio lo elijo yo, porque tiene que ver con un contenido, con lo que me pasa, con lo que le pasa a los músicos, nuestro mensaje como vemos la vida, en muchos aspectos son iguales por eso nos gusta, esa coincidencia esta rebuena. Es ahí donde el mensaje se unifica, tanto musicalmente como en la palabra, la música se comparte en el grupo y se va haciendo con el otro, uno estudia y compone solo, se concentra solo, pero solo no pasa nada, hay que salir y mostrarlo al otro, ¿Che, te gusta esto? Y hay que bancarse que el otro te diga no. Nosotros hacemos eso continuamente, yo le muestro mis canciones a Marcelo, el me dice esta es inconexa, esta otra tiene mucha armonía, musicalidad. El también me muestra lo que hace, pero él es muy buen compositor y lo que hace me gusta. El trae una canción nueva, me la  muestra, eso me encanta, es algo nuevo, nuevo, nuevo, me encanta.

Nuestro repertorio es un sesenta por ciento nuestro y cuarenta de otros autores. Estamos agregando algo que mi me gusta mucho, el tango tiene mucha teatralidad, te da lugar a trabajar teatralmente, el tango fusionado con el candombe, esta cosa de murga Uruguaya, todas esas pinceladas de voces , esos sonidos a mi me llaman a teatralizarlas . El escenario tiene que mostrar lo que se canta, esos personajes tienen que estar, porque esos somos nosotros. 

En este momento interpretó varias voces porteñas, el tango y la gente, el grito de un diariero, sonidos de la calle atrás de un tango.

Es un mundo enorme, yo necesito mucho tiempo para crear, indagar, meterme. Escribir desde la pobreza, un chico descalzo, que no tiene para comer, los maestros rurales. Un tipo que canta baladas habla de sí y de sus penas de amor, vale también, pero más allá de eso ¿Qué más hay? Un mensaje para abajo, el tango te baja, yo voy por otro lado, si despido a alguien que no sea para hundirte en el agua, que sea para salir volando. Hay un cambio en las formas, hoy es diferente, ganas de que las personas vuelva a cantar, a bailar. Ya con que la gente silbe y cante yo me alegro. Mi abuelo silbaba mucho. Es más el que quiere cantar en el tren, por una moneda se expone hasta el desprecio a veces. Es groso que una persona muestre lo que hace, o de algún compositor. Canta algo de Ceratti, por ejemplo, algo de un autor de puta madre y la gente a veces igual lo rechaza. Fea la actitud. Lo que nos pasa es que hay demasiada televisión, como sociedad hemos perdido la belleza de la palabra. Estamos enmarañados en medio del ovillo, hemos perdido la punta, ser un puto alguien, el auto, la pareja. Es una autocrítica, genial que la hagamos.

Esto del tren, o el que va en el subte. Recuerdo un tipo que repartía unos cuadernitos chiquitos con unos poemitas que él escribía, yo compraba esos poemas. Eso está buenísimo.       

Discos…

Este es el Segundo, el primero es del 2009, Tango fusión. Este va ser tango con temas nuevos nuestros, saldrá en diciembre, lo del teatro “Helios” va a ser una presentación previa. Para que no sea tan cruenta, seguimos apostando a lo que me gusta, me encanta el tango. He cantado a grandes compositores, pero sus palabras no son mis palabras. Aquí, en este disco,  van mis palabras, me parece que llegó la hora de comenzar a ponerle, a la bolsa género tango la poesía de uno. Como uno siente la música, como decían en la película “La ladrona de libros” dejar que hablen tus ojos. Un disco expone lo que hacemos.

 

 

¿Proyectos después del disco?

Meternos de lleno, el disco es el paso previo al tercer CD donde queremos poner toda la carne al asador con nuestras canciones, luego me gustaría hacer sonar esto por toda Argentina y toda Latinoamérica, no hablo de convertirme en una cantante famosa, hablo de que realmente me gustaría hacerla sonar por todos esos lugares.

Quiero meterme más en la onda de laburar programas culturales,  ahora tenemos un discurso regional muy fuerte, y esa regionalidad me fascina. Quiero irme al Ecuador, traerme sonidos de allá, y luego volver al Ecuador con canciones que tengan cosas de allá. Esas fusiones, por ejemplo un candombe que hacemos deriva de una salsa. Lo que digo es que no hay diferencias, una milonga se puede convertir en un candombe, un candombe en una salsa, y la salsa cambiar también, es todo lo mismo. Todo es nuestro.

¿Qué publico escucha tango?

Aquí está el asunto, se arrastra público más bien grande, pero por mi edad, cerca de cuarenta mis amigos también se arriman, algunos al tango, otros al candombe. Es un público heterogéneo. Desde los 20 hay gente que se acerca. El de veinte hay que entrarle con un lenguaje diferente, un tango diferente, con fuerza en la imagen.

Queremos hacer un video con murga uruguaya, vamos a grabar en el teatro Helios. Tenemos el show, estamos preparados para hacerlos. Presentarnos en el teatro del barrio va a ser fuerte.

Una cosa es poner 50 personas en un café, o en otro, pero en el teatros tener 350 butacas a completar me pone nerviosa.

 

 

El teatro la espera, el barrio la va a recibir, Natacha trae su tango, su ritmo, su sangre rioplatense, su espíritu la ha hecho poner mucha fuerza para el arte en el barrio, muestras plásticas, proyectos de venta de libros de autores de la zona, talleres en colegios, un espíritu inquieto que llena Ciudad Jardín con tango, milonga y candombe. Un tornado de arte se acerca. El café se terminaba, el domingo comenzaba y Natacha se fue sonriendo, supongo planificando más actividades y el concierto del 3 de Agosto en el Helios.

 

Guillermo Daniel Contreras

www.laveredadelsol.com.ar para www.revistadelosjaivas.com

  

 

 

 
 
 
Volver Inicio
 
 
 
Diseños de páginas WEB - guicontreras@laveredadelsol.com.ar