Franky Vampire

 

Después de aprender a tatuar y haber ejercido como tal,

en el momento en que me preguntaron la profesión

yo dije tatuador, sin dudar

 Franky Vampire

 

 

FRANKY CONTRERAS: TATUADOR

 

  1. ¿Quiénes se hacen tatuajes?

Todo el mundo. Los pibes desde que apenas los dejan los padres, ponele  a los 15 (se han tatuado un poco más chicos también). Y adultos, hasta los 60 o 70 más o menos. Los motivos van variando dependiendo la edad y la moda. Casi está ligado a internet. Lo que esté a full en: Facebook, Google, las redes sociales, es lo que van a empezar a pedir al tiempo. Hoy la moda la marca internet.

También hay mucho que está ligado con el fútbol acá en Argentina. Si asciende un equipo, si descienden, si salen campeones o si ganan la copa libertadores, se hacen el escudo... o la copa. Cuando se va a la B algún equipo, ya sabes que van a venir algunos por cábalas o promesas. Más hombres que mujeres, si bien hay bastantes mujeres que se están haciendo cosas de fútbol. Es como que ya se está nivelando parejo el asunto.

  1. ¿Qué tipo de diseño te piden?

Generalmente, las mujeres tienden a hacerse cosas pequeñas.  En cambio, a los pibes más jóvenes, ya no les importa la parte del cuerpo donde tatuarse: la mano, la cara, el cuello. No están pensando en un trabajo, por ejemplo, como alguien mayor de 30 años que a la hora de tatuarse, pensaba en que no se viera, o pudiera taparse, porque no sabían si conseguirían o perderían su trabajo. Hoy en día, ya no se está pensando mucho en eso. El tatuaje está más aceptado. Salió en la tele, se tatuó Tinelli, ya está. Siendo que antes el tatuaje estaba relacionado a los rockeros, a los motociclistas, de alguna forma a los marginales o rebeldes. Hoy, un empresario como Tinelli que lo aceptó la mayoría del país, hizo que el tatuaje se incorporase a lo cotidiano. Incluso la publicidad de todo tipo, utiliza el tatuaje en sus promociones.

  1. ¿Estás de acuerdo con tatuar cualquier cosa, o corren los principios?

Lo único que no tatúo son cosas nazis. Ni todo lo que implique al nazismo. Por suerte, todavía nunca me pasó que vinieran a pedirme tatuajes de éste tipo.

  1. ¿Cómo empezó tu carrera? ¿Dónde y cómo aprendiste?

Todo empezó con un curso de dos meses que encontré por internet. Me enseñó lo más básico: armado de la mesa, el tema de higiene y esterilización y distinguir una máquina de “tatoo”. Salí con muy poca información de ahí, pero como yo no sabía nada, me sirvió. En el curso ya te hacían hacer un tatuaje; probé un poco las máquinas. Probé en melones y en calabazas.
Antes de ser tatuador, trabajaba en un gimnasio, donde conocí mucha gente que me vio dibujar y ya querían tatuarse conmigo. Asique así empecé. Cuando me quise dar cuenta, habían pasado 6 meses y todos los meses había hecho, mínimo, 5 o 6 tatuajes. Todo de manera independiente, sin cobrar más que los materiales y en mi casa. Con el fin de armarme de experiencia, y eso la gente lo sabía. Sabía que yo era principiante y que estaba arrancando.

Tiempo después, empecé a trabajar en un local, con otros tatuadores y acá viene la parte copada, ya que ellos tenían más experiencia y me empezaron a enseñar cómo era la máquina, cómo había que regularla; para qué usar una aguja, para qué usar otra. Muchos datos que en un curso, generalmente no te los dan porque no hay tanto tiempo. No es una carrera universitaria. Y al día de hoy, todavía no sé todo. Me queda mucho por aprender de mi oficio.

Además, con el avance del tiempo, los tatuajes van cambiando. Por ejemplo, cuando yo empecé, el estilo era más “new school”, oriental, cosas así. Y de repente ahora, hay un abanico gigantesco aportado principalmente por internet, que te muestra diversos estilos de tatuadores de otros países, y ya cambiando el estilo, cambian las técnicas que hacen a las modificaciones en la industria del tatuaje, porque a veces son las mismas, pero otras, necesitas técnicas nueva. Entonces vas aprendiendo el paquete completo: desde sentarte a diseñar, hasta llevarlo a la piel.

 5. ¿Existe el estilo de tatuado holográmico?

No. Lo que se hace es , con la gama de colores y la tinta adentro de la piel, lograr un efecto visual. Hay efectos visuales que se logran cromados u oro. Figuras que vos las ves y parece que están pintadas con dorado, pero en realidad no están pintadas con dorado. Si vos haces un zoom y te pones a mirar, en realidad es un efecto visual . Todo está creado por gamas de colores y lo que se hace es aplicar dichas gamas de colores correctamente y tienen relieve (más el color visual, dorado, que se forma con amarillos, marrones, ocres y una combinación).

Es decir que, en verdad, los tatuajes de colores más brillantes o tornasolados, etc. Son el resultado de todo lo que expliqué recién.

  1. ¿Cuál sería tu propio estilo?

No estoy encasillado en ningún estilo en particular.
Si vos buscas “new school”, es un estilo que me queda muy cómodo y me gusta mucho. ¿Qué es new school? Fue variando. Hace unos años, era muy parecido al graffiti, dibujos exagerados, caricaturescos, con mucho color, contornos y líneas gruesos, y ahora fue mutando hasta que actualmente se parece más al arte que tiene, por ejemplo, Pixar. De los dibujitos animados tipo “Monster Inc”. Vos ves esas figuras y ves dibujos en 3D, que parecen muñecos , no son dibujos planos como “Tom  y Jerry”. Y si vos te fijas, no tienen límites delineados, es decir que no tienen líneas. Yo no trabajo tanto ese tipo de New School, sino que me gusta más el del graffiti.
También me gusta bastante el estilo tradicional americano, el tatuaje del ancla y ese tipo de cosas. Pero tampoco me encasillo tanto en éste otro estilo. Éste, usa determinada gama de colores, del cual no sale. No usa turquesa o magenta, por darte un ejemplo. Y a mi la gama de colores, me gusta extenderla mucho más y usar muchísima más variedad.
Así es como armo un poco lo que se dice, mi propio estilo. Haciendo una mezcla de cosas alrededor de esto.

  1. ¿Cual fue el tatuaje que menos te gustó? ¿Por qué?

No hubo uno específicamente que no me gustase, pero  sí hay algo que no me gusta tatuar y esos son tribales. Lo hago porque es mi trabajo, lógicamente. Pero por suerte no me lo están pidiendo tanto, si bien es un estilo que tiene su público, sobretodo entre los musculosos. Se trata de un estereotipo, como la calavera para el rockero. Y no me gusta porque no me parece artístico ni me divierte delinear una figura que no me engancha. Además, pintar negro plano, a mi personalmente, no me divierte. No es algo que disfruto de hacer. Me gusta más dibujar.

  1. ¿Por qué crees que las personas se tatúan en determinados lugares?

Hay muchísimos motivos y los por qué, están sujetos a cada persona. Muchas veces vienen clientes diciendo que se quieren tatuar determinada cosa, para recordar a un pariente. Nosotros lo que hacemos es buscar el lugar que nos parece anatómicamente correcto para dibujar ese tipo de figuras. Dependiendo del tamaño del tatuaje y el cuerpo de cada persona.
Después tenes al conocedor. Es decir, el que ya está metido en el ambiente del “tatoo” y quiere más una obra de arte, entonces va, te busca a vos y te dice: quiero tatuarme algo tuyo, acá ( e indica el sector del cuerpo que le queda libre para tatuar). En ese caso, como tatuador, te manejas con otra libertad.
En algunas ocasiones los motivos tienen más que ver con lo físico práctico y en otras, las menos, con lo emocional. Va más por el lado de que se vea bien, ya que no deja de ser una decoración en tu cuerpo.

  1. ¿Se pueden borrar los tatuajes? ¿Cómo?

Sí. Las técnicas que se están usando ahora, son con láser y en varias sesiones. Los colores oscuros son los que más salen. Yo he visto mangas completas que se han borrado.
Y creo que ahora, la piel ya no queda afectada como antiguamente ocurría.

10. ¿Cual es la historia más curiosa y/o impactante que te contaron mientras tatuabas?

 De todo. Somos como una especie de psicólogos con la diferencia de que no aconsejamos, sólo escuchamos. Por supuesto que conversamos y nos matamos de risa.  Yo personalmente soy más de irme para el lado del humor que del psicólogo y aconsejar, no me gusta ese papel. Hay otros a los que sí y los clientes les cuentan todo mientras los están pinchando. Creo que tiene que ver con la cantidad de horas que estás ahí con la persona. Generas un lazo naturalmente, en el que ocurre un espacio, un hueco, que charlando se hace más llevadero. Me han sorprendido contándome de sus amantes, ese tipo de doble vida que solamente creías de novela. También te sorprenden con cosas que uno considera muy personales y te las dicen así muy como si nada. Pero eso tiene que ver con cómo es cada persona. Por ejemplo, hace poco hubo un cliente que me contó que su mamá se suicidó cuando él tenía 3 años. Yo no sé si le contaría a cualquiera algo así. Tatuarse está muy relacionado con cerrar etapas. Chicas que han  venido a tatuarse después de una ruptura amorosa y cuando las pinchas les brotan un montón de sentimientos, porque al pinchar, estás presionando y generándole dolor. Entonces eso moviliza (quieras o no), algo dentro de la persona. Están los que pierden un ser muy querido, y vienen a tatuarse algo para recordarlos y se produce una energía tan densa, que se quiebran en ese momento.

11.  ¿Te tatúas a vos mismo?

Dos veces y para probar. Aunque no es lo recomendable, ya que como práctica, no está copado. Porque: está  doliendo, tener que lidiar con el dolor, la precisión y cómo pinchar y todo eso y cuando estas aprendiendo, mejor que lo hagas con la tranquilidad de que no te está doliendo nada. Pero por otro lado es una experiencia que no me parece que esté de más vivirla, ya que tenía las máquinas, sé cómo se hace y tenía ganas de tener un tatuaje nuevo, fui y me lo hice. Ahora, me los hacen todos mis colegas.

12.  ¿En qué momento te reconociste como tatuador?

Apenas hice el primer tatuaje. Salí del curso, tatué y cada vez que salía a la calle y me preguntaban “qué sos” o “a qué te dedicas”, siempre contesté: “yo soy tatuador”. Cuando era instructor de musculación, tardé varios años en reconocerme como tal y llegar a decir “yo soy instructor de musculación”. Sabía que me gustaba y tenía el conocimiento, pero no me consideraba tal. Y con los tatuajes no me pasó eso. Después de aprender a tatuar y haber ejercido como tal, en el momento en que me preguntaron la profesión yo dije tatuador, sin dudar.

13. ¿Te tatuarías la cara?

Tengo un pequeño tatuaje en la cara, pero completa no me la tatuaría. Porque no me gusta, creo que queda muy cargada y me parece que hay ciertos rasgos que está bueno que se vean. Pero tengo ganas de hacerme un par de tatuajes más, en la cara y en la cabeza.

14. ¿Es posible cansarse de los tatuajes?

No. Yo tengo la hipótesis de que es una duda que se generó a partir de que es moda. Entonces entró al mundo del tatuaje un estilo de personas que no pueden o no se animan a hacerse algo que es para toda la vida. Y los motivos por los que te haces esas cosas, a veces son más fuertes. Los motivos de rebeldía y la necesidad de trascender algo, me parece que son mucho más fuertes que la simple moda de una revista. Entonces, un adolescente rebelde que en los años 90´ iba y se hacía un tatuaje, tal vez siente cabeza y se arrepienta, o tal vez se quede en ese estado de constante rebeldía y no se arrepienta nunca. Yo soy de los que se quedaron ahí, y no me arrepiento nunca. Tengo tatuajes viejos, que inclusive no se ven bien y me encanta tenerlos. Me encanta haberme tatuado en ese momento, me encanta haberme hecho lo que me hice. Y verdaderamente no me arrepiento de ninguno. Mis tatuajes los veo todos; no me canso de tenerlos y me olvido de la mayoría. Hay quienes se tatuaron en algún momento y ya no les gusta eso que se hicieron, asique por lo general, los tapamos con otro tatuaje.

15.  ¿Es un mito la cantidad de tatuajes que dicen, hay que tener?

Sí. Es una especie de cábala

16.  ¿Te consideras un artista? ¿Consideras la industria del tatuaje un arte?

Sí, sin duda. También soy un artista. Si bien hay cosas que las hacemos por dinero, hay un montonazo de cosas increíbles de dibujos que hacemos y nadie nos paga un solo peso, es sólo por pasión y disfrutar el momento de hacerlo.

17. ¿Alguna vez expusiste tu arte?

Sí, en algún momento. Capaz no lo hago el día de hoy porque no tengo cantidad como para exponer, pero sí, lo haría. Mi arte está bastante expuesto igual, yo tengo una línea de calcomanías donde hago lo que se me da la gana y lo pongo a la venta. Está directamente ligado con mi mensaje y mi pensamiento, no me importa lo que quieran sino que es lo que yo tengo ganas de mostrar. Este es mi producto. Puede gustar, o no gustar, pero yo soy esto.

18. ¿Hacer calcomanías con tus diseños, es muy distinto a tatuar?

Sí es diferente. Hay varias calcomanías que las terminé tatuando. Yo me hice un cliente de tatuajes, gracias a que le gustaron mis calcomanías. Hoy es mi amigo. Asi que, están relacionadas. Pero la diferencia está en el encargo y la independencia que tengo para diseñar. Con la calcomanía, solamente le consulto a colegas acerca de las combinaciones de colores, o cual queda mejor para determinado diseño, o si convienen curvas en vez de líneas, etcétera.

19. ¿Te parece que podrías trabajar como diseñador?

Sí. De hecho, ya estoy haciendo algunos trabajos que me encargaron. Por ahora cosas “pequeñas” pero diseñando al fin.

20. ¿Es el tatuaje una filosofía de vida o una simple moda?

Es una filosofía de vida que se puso de moda.

21.¿Cómo crees que las personas que van a tatuarse, manejan su intimidad?

Cada uno como tiene ganas de manejarla. Hay personas que en todos los puntos tienen intimidad. También hay mujeres que vienen a tatuarse la espalda y son súper pudorosas. Después, están las personas que no tienen problema en casi desnudarse, delante de todo el estudio. Eso desde lo físico. Desde lo sentimental, como te decía antes, hay personas que te cuentan cosas ultra íntimas de su vida y hay otras que no se abren para nada, charlan de lo que pasó hoy y listo. Y hay quienes ni hablan.

22. ¿Cuál es la parte del cuerpo más curiosa que tatuaste?

Lo que a mí me puso más nervioso y me demandó más atención, fue tatuar la cara. Arriba de las cejas o en el pómulo, fueron lugares donde me abstraje y me concentré totalmente. Porque es el rostro y no tienes margen de error en esa zona. Pero si hay piel, pese a que en algunos lugares del cuerpo sea más incómodo que en otros, se puede tatuar y el mismo hecho de que se trate, lisa y llanamente de piel, hace que no existan “partes de cuerpo más curiosas”.

23. ¿Cuál es tu primera impresión de las personas cuando vienen a tatuarse? ¿Qué percibís? ¿Timidez? ¿Nervios? ¿Ansiedad?

En la gente grande, pudor. Mayormente les da vergüenza porque consideran que capaz lo que van a hacer, es para pendejos y les da un poco de pudor, pero se quieren tatuar igual. Y ahí es cuando vos como tatuador, tenés que poner unos paños fríos y dejarlos tranquilos con que no pasa nada, que si lo quieren hacer, que lo hagan. Después hay de todo: los tímidos y los extrovertidos. Con los tímidos hay que tratar de hacer más amena la situación y que se relaje un poco ya que la tensión no está buena, porque vos tenés que clavar una aguja si no te relajas, la vas a pasar peor. Los extrovertidos, en cambio, menos  de lo que tatuar se trata, hacen todo solos, incluso divertirnos.

24. ¿Cómo son las temporadas? ¿Cual es cuál? ¿Por qué?

Todavía sigue siendo el verano la época donde más se tatúan las personas. Más que nada el tatuaje comercial se hace en esa época. Los que ya saben de tatuajes, que por lo general tienen varios, vienen en invierno, porque ya saben que así lo pueden curar tranquilamente. No solo porque quieren que el tatuaje quede bien, sino porque saben que es recontra incómodo estar preocupándose por los cuidados del sol, además de que duele. Pero la mayoría se tatúa en el verano, tanto antes como después de las vacaciones, los que vuelven  habiendo visto a todo el mundo tatuado y entonces quieren el suyo.

25. ¿Cuál es el protocolo de higiene?

      1° : antes de tocar cualquier cosa, manos limpias.

      2°: aislar la mesa de trabajo (que siempre es la misma), un sillón para el cliente y una silla para mí. El sillón, yo lo cubro con film para que el cliente se apoye sobre el film que recién desplegué y después eso se tira a la basura, más si toca la piel. En la mesa hago lo mismo y pongo un campo quirúrgico que es como, plástico por debajo y papel por arriba, entonces el papel absorbe, y no traspasan los líquidos. El film lo pongo en la mesa como para cubrirla toda, el campo encima, cosa que después hago un paquete, envuelvo y lo tiro.

    3°: todo ese proceso mencionado anteriormente, lo hago con guantes de látex.

    4°: entonces pongo a la mesa todos los elementos descartables que tengo que abrir para armar la máquina. La puntera, la aguja, dependiendo de lo que vaya a hacer hay: puntera completa o puntera que tengo que armar. Armo toda la máquina.

    5°: cargo todos los colores.

    6°: limpio la piel que vaya a tatuar.

    7°: afeito.

    8°: pongo el transfer. El dibujo que se lo paso a la piel.

    Al final, me saco los guantes y  tiro todo.

    9°: me pongo unos guantes nuevos.

    10°: arranco a tatuar.

Una vez que termino,

   11°. limpio el tatuaje.

   12°: lo envuelvo.

   13°: me saco los guantes.

   14°: los tiro.

   15°: me pongo unos guantes nuevos.

   16°: desarmo la máquina.

   17°: junto todo.

   18°: tiro.

Hay que estar muy atento a lo que es el contagio cruzado. Nosotros ya sabemos que no tenés que tocar la sangre con las manos sin protección.  Cualquier cosa que yo toque con el guante ensangrentado, contagio. Lo mismo pasa con el jabón que uso para limpiar el tatuaje, tiene que estar envuelto siempre. Si yo un día lo agarro sin guantes, o con el guante usado, lo contamino. Es plástico, no podes esterilizarlo.

26. ¿Qué medidas tomaste en caso de que te haya tocado tatuar a alguien con alguna enfermedad contagiosa?

Las mismas que uso para tatuar a todos, ya que hay personas que ni siquiera saben que están enfermas, por lo que tomo las mismas medidas con cualquier cliente. Para que nadie salga perjudicado.

27. ¿Basas tu estilo en algún referente artístico?

Hay uno que me gusta mucho en lo que es “tatoo” que se llama Samuele Briganti, me parece que tiene un estilo bastante copado. Usa unas líneas muy tradicionales, con una gama de colores súper amplia, y se podría decir que es como neo tradicional pero tampoco lo es. Es un artista bastante raro y me gusta mucho como trabaja él.

28. ¿Cómo trabajas en los diseños?

Tengo una entrevista  con quien se quiera tatuar. Le pido a esa persona, toda la información que pueda acerca de lo que se quiere hacer, y le también mucho referente y que me marquen qué cosas les gustan de lo que me están mostrando. En base a esto, le digo si está dentro de mi abanico de posibilidades y si tengo alguna duda, le muestro algunos dibujos míos y le consulto si le gusta algo de todo eso y si no soy yo el que pueda lograr sus expectativas, seguramente sea algún colega mío del estudio quien sepa hacerlo y se fija si él puede tatúa y listo.

29. ¿Qué es lo que más te gusta tatuar?

Mis diseños. Eso lo aprendí de un tatuador amigo, charlando acerca de que siempre nos preguntan esto y nunca sabemos qué decir, la mejor respuesta es: “cualquier cosa que dibuje yo, es lo que me gusta tatuar”.

30. ¿Cuál es tu límite? ¿Tenés?

Quisiera pensar que no, no tengo límites pero no sé. Temas ideológicos son fronteras que no quiero pasar. Pero artísticamente, en cuestiones de diseño y todo eso, mis objetivos son seguir creciendo asique no veo todavía un límite.

31. ¿Qué haces si viene un menor de 18 a tatuarse?

Le informo cómo nos manejamos:

  • tiene que venir con el adulto responsable (madre, padre o tutor).
  • ambos con DNI, para comprobar el parentesco.
  • llenar la planilla.
  • la autorización.

y recién ahí, lo tatúo.

32. Si tuvieses un hijo, ¿qué le permitirías y qué no?

Trataría de ver qué es lo que le gusta, e intentaría que fuera feliz en lo que él busca hacer. Trataría de no meterme en su camino. Si mi hijo tuviese 15 años y se quisiera tatuar, se lo permitiría. Total, sería como algo de la casa. Crecería en un mundo donde eso es común. Para mí el desafío pasaría más por si mi hijo, por ejemplo, quisiera ir a la facultad. Eso sería raro para mí. Porque es lo diferente a mí, pero podría ocurrir tranquilamente. Y por supuesto que lo apoyaría en eso.

33. ¿Cuánto sabes de la historia del tatuaje? ¿Tiene algún simbolismo?

Muy poco. Leí cosas aisladas acerca de dónde nacieron; hay muchas formas diferentes de tatuar. Muchas tribus de diferentes partes del mundo se tatuaban cómo y en  rituales. Y a occidente llegó por los marineros, que eran los que viajaban, se encontraban con eso y se hacían amuletos y/o cábalas para los viajes.  O nombres de novias y cosas así. Como una cuestión de fe.

34. ¿Te consideras un tipo estructurado?

Dentro de mi propia estructura, sí. No con respecto al concepto común de estructura. Soy consciente de que lo que yo creo que está bien, está bien y lo que no creo que esté bien, no lo está. Y es algo que trabajo día a día como para abrir más mi cabeza a entender al resto de la gente.

35. ¿Te es fácil relacionarte estando así de tatuado? ¿Crees que en los tiempos que corren, garpa más estar tatuado?

Sí. A la hora de conquistar, lo que sea. Yo llego a un lugar donde nadie me conoce y no tengo que iniciar conversación, el resto del as personas me ven y me preguntan: “¿vos sos tatuador?”, y ahí empieza la charla. Siempre hay de qué hablar así. Para conquistar, es como todo. Si quieres lo podes usar a favor, o podes creer que no y te va a ser una contra. No creo que pase esto último. Rechazo no genera mi imagen, ya que hoy no sólo es común estar tatuado sino que además, repito, está de moda. Asique, se podría decir que yo estoy de moda.

36. ¿Alguna vez tuviste complicaciones severas con algún tatuaje, tanto para un cliente como para vos?

Una vez me llamó una clienta al día siguiente de haberla tatuado, desesperada, preguntaba qué le hicimos que se le infló el tatuaje tres centímetros por encima de la piel y que era soló en el color rojo, que le pasaba eso. El resto del tatuaje estaba perfecto. Pero que el color rojo se le había inflado y le dolía tanto que ni siquiera se podía sentar. Ahí fue cuando supe lo que le pasaba: una reacción alérgica a ese color, que es generalmente el que puede llegar a generar alergia (si es que sos alérgico a algo). Obviamente la mandé al médico, para que lo viera un alergista inmediatamente. Todo concluyó con un Decadrón y listo, problema solucionado. Fue el color rojo. Ni culpa de ella ni mía. Simplemente tuvo una reacción alérgica, nada más.

37. ¿Construís vínculos, incluso de amistad con clientes? ¿O son solamente eso?

Sí, construís. Mientras estés abierto a conocer gente y te cope, construís vínculos. Viene todo tipo de gente. Con los menos abiertos o ni siquiera hablas o hablas pero no te importa en lo más mínimo. Y hay personas que son recontra re copadas, y ya está, generas un vínculo. He tatuado personas que después han venido a casa a comer. También tatué gente que me ha invitado a su cumpleaños, fui y hasta la pasé bomba. Y  me sigue invitando a sus cumpleaños. Generas un lazo. Sobre todo cuando llegas a conocer entre 5 y 10 personas por día, y entre todas esas personas, alguien te tiene que caer bien y te haces amigo.

38. ¿Hay algo más que quieras agregar o decir?

         “TATÚENSE”.

 

Ver Algunos diseños Franky Vampire

 

 

 

Nota de Belén Bianchi y Guillermo Contreras para www.revistadelosjaivas.com y www.laveredadelsol.com.ar

Seguilo en: Franky Vampire.FB e Instagram: Maook

 

Buscalo en:

Facebook: https://www.facebook.com/Franky-Vampire-117078281689549/

Instagram: https://www.instagram.com/frankyvampire/

 

“Estudio Manuk”, Av. Maipú 2387 - local 4, Olivos, Vicente López.

Tel: 5434-3204

o encontralos en: https://www.facebook.com/estudio.manuk/ y preguntá por Franky.

 

“West Tatoo”, Manuel Rodriguez Fragio 27, 1714 - Ituzaingó, Buenos Aires.

Tel: 5113-0136.

o en facebook: https://www.facebook.com/WESTTATTOOITUZAINGO/

 

 

 

   

 

 

 

 

 

 

Envianos tu opinion Literatura Plástica Artesanías Teatro Fotografía Miscelaneas Música Enviá una foto Diccionario Links Amigas Inicio
 

Volver Inicio
 
 
 guicontreras@laveredadelsol.com.ar