Aquel día...
Envianos tu opinion Literatura Plástica Artesanías Teatro Fotografía Miscelaneas Música Enviá una foto Diccionario Links Amigas Inicio
 

“ Aquel día mi padre llegó temprano del trabajo y no estaba abatido”

 

 

 

 Situación que nos descolocaba, porque durante años a su regreso, día tras día, había entrado por la puerta un hombre abatido. Todos sabemos , y hasta los manuales del sindicato así lo indican, que un trabajador debía terminar cada día de trabajo abatido. Ese día mi padre , seguramente confundido, volvió feliz a la casa.

                De hecho, por su bien no dejamos que nadie se entere.

 

Guillermo Contreras 

 

 
Volver Inicio

 

 guicontreras@laveredadelsol.com.ar