Escritores de Centenario 
Envianos tu opinion Literatura Plástica Artesanías Teatro Fotografía Miscelaneas Música Enviá una foto Diccionario Links Amigas Inicio
 

Poemas y narrativas de los escritores de Centenario

Neuquen, Argentina

publicados en Círculo Litererio Nº 24

2012

Nely Laurent

 

 

En nuestro jardín

 

Allí viene corriendo,

el niño pequeño,

con su sonrisa de siempre

y su tierna mirada.

 

Como cada mañana,

se acerca a saludarme,

con un beso muy suave,

sobre mi fría mejilla.

 

Yo lo alzo y lo elevo en el aire

y cuando de nuevo,

lo tomo entre mis manos,

con un dedo chiquito, oprime mi nariz.

 

Luego se abrasa a mi cuello,

entonces le digo: más fuerte…

más fuerte…

te amo, lo sabes.

 

Hoy mi hijo ya es hombre, también papá,

¡pero que lejos se encuentra,

para poder abrazarlo…

como antes, en nuestro jardín!

 

Oscar Méndez Bran

Mayo 2012

 

 

El tránsito y la niebla

 

      

     Transitamos,

por senderos inciertos,

       entre penumbras

                 y destellos…

 

   Vivimos,

apurados y agobiados,

       por el ritmo atroz

                    que nos avasalla.

 

                    Y ante espejismos,

neblinas de miedo,

                       eclipsamos nuestras vidas

                                   y desafiamos a la muerte.

 

             Pero, al cabo,

nos damos cuenta

                                         que empuñamos un arma sobre ruedas

                                                 Y somos responsables, del rumbo

                                                      que le damos a nuestras vidas.   

 

                            

                                                                                       Any  Gualda

 

Crepúsculo

 

      La brisa salobre

mece las palmeras,

                 bajo un cielo profundo…

          espacio infinito,

                mientras el sol

  enamora el horizonte.

 

           Tímidamente se tiñe

                                    de arrebol,

             en la blanda tibieza

             de las arenas…

                        una pareja festeja

                                    el amor.

 

           Hechizo que emana

                                     el paisaje,

                misterio único…total

              en un silencio

                               de pájaros

       sobre la magia del mar.

 

Bernarda Navarrete

 

 

 

Orfelina Zurita

 

Flores

 

Del cielo cayó una estrella

aquí se multiplicó,

formando un collar de perlas

de brillo multicolor.

 

En flores se convirtieron

las perlitas de color

y nacieron los jardines

de perfume embriagador.

 

También llegaron al valle

las perlitas de color

y a la selva milenaria

que de fiesta se vistió.

 

Flores, flores y más flores

para la vista alegrar:

azahares para la novia,

violetas para mamá.

 

Claveles, rosas, magnolias,

orquídeas para obsequiar,

no me olvides, madreselvas

para el aire perfumar.

 

Por cada estrella que cae

mil florcitas nacerán,

que de colores distintos

los jardines vestirán.

 

En cada casa un jardín

es el adorno más bello,

brindan aroma y color

las flores en sus destellos.

                                          La fortinera

 

 

Tibio amanecer

 

Tibio amanecer, punzante sombra

de ondeantes palmeras, abriendo nubes

guiando los pasos, en mismo torrente.

 

Sin rumbo o destino, a la mar llegamos

entre luces y sombras, reflejos dorados

tu nombre y el mío en tus ojos bordados.

 

Se ahogará la tarde, suave brisa azul

salpicando estrellas, dibujando en la arena

sellando este sueño: el derecho de amar.

 

En horas eternas, cae la tarde

sinfonía de luces, donde el agua duerme

y romperá un suspiro, tu nombre y el mío.

 

Blanca Gavassa

 

Al final del camino

 

Voy trenzando sueños

con una cadena

            de eslabones rotos,

cuando se terminan

          o cuando se rompen,

los cambio por otros.

 

La amistad de la madera,

que no es fina, ni perfecta

va quedando para el fuego:

es muy poca la selecta.

 

Es una torre de leños

el calvario de mis días

que terminará en la hoguera.

 

Pero el rosal de mis poemas

florecerá aún que yo muera

¡y se lo dedico a la vida!

 

Nely

Septiembre 2012

 

 

 

Nely Laurent

elateneonelidalaurent@hotmail.com

Volver Inicio