Escritores de Centenario 
Envianos tu opinion Literatura Plástica Artesanías Teatro Fotografía Miscelaneas Música Enviá una foto Diccionario Links Amigas Inicio
 

Poemas y narrativas de los escritores de Centenario

Neuquen, Argentina

publicados en Círculo Litererio Nº 20

de Junio de 2012

Nely Laurent

 

 

 

Bernarda Navarrete

 

Calendario de vida

 

Juventud, tiempo de vida, como una ráfaga pasas,

igual a las estaciones, marcas la vida en etapas,

niñez y juventud …son primavera,

floreces en todo esplendor, eres la dueña del tiempo.

 

Sueños e inquietudes brotan en ramos de bellas flores,

el brillo de tus ojos, esa sonrisa tan clara,

demuestra que no hay dolor que aloje en los pensamientos,

ni maldad, ni egoísmo, ni ganas de comprender.

 

¿Qué sienten los viejos? Sólo ganas de vivir y descubrir

hechos nuevos, para vivirlos… ¡con todo!

Así …tan veloz pasas, no logramos advertir

que ha llegado el verano y las flores ya son frutos…

 

Y los frutos caen maduros… luego caen las semillas,

reproduciendo tu tiempo; más luego llega el otoño,

perdiendo el color…cayendo los sueños, igual que caen

las hojas de los árboles tan bellos, y nos vemos tan grises

 

y nos sentimos tan viejos…sintiendo la soledad,

aún que tenemos afectos ¡ es que ha llegado el invierno!

aquellos días lluviosos…sentimos que el cielo llora

nuestras lágrimas del alma, que caen en desconsuelo,

 

Ya no vuelve el tiempo atrás, como las cuatro estaciones,

ha pasado…por eso a tu juventud ¡vívela…vívela!

con placidez…gozando cada momento,

porque como dije antes, es una ráfaga de tiempo.

 

Bernarda Navarrete

 

      

                      Oscar Méndez Bran

Oculto en el viejo tiempo

En lo sutil de los silencios,

se acercaban las ternuras,

con las que acariciaba el aire;

así presentí tu llegada una tarde.

 

Pero no ocurrió como en otros años,

cuando confundido entre frondas,

el prodigio del paisaje te delataba;

allí no podías esconderte como ahora.

 

Quizás el antiguo fresno y yo,

nos equivocamos,

dibujando en el panorama una imagen,

que hoy no te pertenece.

 

Más, si hubiera tan sólo un indicio

que presagiase tu presencia,

entonces sí, mi mente pletórica de fantasias,

recuperaría antiguas memorias vividas a pleno.

 

Tal vez, de una adolescencia con sueños,

a la orilla de un lago sereno,

escuchando el murmullo del agua,

rompiendo entre arenas y guijarros.

 

¡Cómo te siento en el alma

en este instante,

aunque no te vea!

¿acaso estás oculto en el viejo tiempo?

 

Por favor, envíame a este inmenso bosque,

adonde trasnocho mi soledad…

un mensaje multicolor de hojas secas,

aquí te estoy esperando…¡mi añorado otoño!

 

 

 

Ángela Campos

 

 

Todos los días la magia

 

 

El hechizo de luna me cobija

acunando enigmas y laberintos…

        los recuerdos me envuelven

      como un rezo,

                       y veo cada alborada

                          desde mis ventanas…

 

 

       Ante un amanecer distinto

                           avanzo con esfuerzo tenaz,                  

        como en todas las jornadas,

                          pues la sutil adversidad acecha;

                             protejo la paz y los afectos

          y mi armonía renace como impronta.

 

 

Es la esperanza brújula y esencia de la vida

         y esta férrea voluntad me ha impelido

hacia una lucha a conciencia en cada día.

                          Y así,

        al sopesar lo bueno que recibo,

me deleito en el aroma final de otra primavera…

 

 

         

                                  Agustín  Hernández

 

 

Otoño de amor

 

 

Quiero jugar contigo,

cuando el día nace

y al caer la noche,

tomarte de las manos.

 

Y mientras vuelan los pájaros

vestirte de amapolas.

Y antes que tu te duermas,

contarte mis sueños.

 

Y luego seré como nube,

que corre por el cielo;

acariciando tu pelo

porque, mi amor, ¡te quiero!

 

Ya no dejes caer tus besos

como hojas del otoño

puesto que brotan mis deseos,

¡Apenas tu llegas!

 

 

Agustín Hernández

 

Rebeca Urra Colón

 

Magia de otoño

 

 

Un pequeño rayo de sol

acaricia tu rostro,

con una suave brisa,

 

Viendo un paisaje

que pincela recuerdos

de otoños mágicos.

 

Esos momentos extraordinarios

marcan tu mundo interior

con colores dorados.

 

Tu cabello moviéndose con el viento,

mientras vuelas,

más y más en tus sueños…

 

Allí encuentras

más sensaciones cálidas

de esos delicados reflejos de sol,

 

atesorando las últimas flores

y dando la bienvenida

a esta estación fantástica

 

Nélida Laurent

 

Silencio

 

El sol alumbra

ya los techos negros

con un silencio

religioso de domingo.

 

Duermen hasta los pájaros:

es invierno.

y el sauce llora

sus últimas hojitas.

 

Sólo el viento

silba entre las ramas

sin compasión

las enfría y las agita.

 

Los vecinos guitarreros

del verano

como la Bella durmiente,

esperan el calor, acovachados.

 

Todo es silencio,

¿dónde está la gente?

No ladran ni los perros,

también duermen.

 

Y el cantor de tango…

de dulcísima voz

está resfriado

y ronca en la mañana,

bien tapado.

 

Nely   3 -6 - 12

 

 

El morocho del Abasto

 

 

Carlitos, inmortal,

siempre presente.

con esta lluvia,

de junio te recuerdo.

 

Me hubiera gustado verte,

con el gacho gris

sobre la frente.

 

Con tu voz de zorzal

Inconfundible,

que mi abuelo,

recordaba conmovido.

 

Prefiero imaginar que estás presente,

olvidarme del día que te has ido.

Carlitos, inmortal,

estás conmigo.

 

Nunca te vi…

Pero escucharte siempre.

 

 

 

Nely Laurent

Mayo 28 de 2012

 

 

 

Nely Laurent

elateneonelidalaurent@hotmail.com

Volver Inicio