El exceso de lluvia trajo...
Envianos tu opinion Literatura Plástica Artesanías Teatro Fotografía Miscelaneas Música Enviá una foto Diccionario Links Amigas Inicio
 

Paúl Marcelo Velásquez Sabogal

 

 

El exceso de lluvia trajo

a tus besos un nuevo sabor:

-¡Oh sutil aliento de forma bermeja-.

Saben a tiempo y espacio en calor.

 

Saben al verde constante de las voces:

-Cantando impías, por pasillos insonoros-.

Y al azul que inyecta sus esporas ebrias,

a las anchas de tu sonrisa escaza en vacilaciones.

O tal vez, saben a lo simple de tus húmedos vestidos.

 

Paciente, evocando al sabio búho citadino,

a mis manos enlazo en el silencio morboso:

palpando en tus reflejos el sonoro y fatuo: ¡no!.

Ya la lluvia cristalizó tu piel en mordiscos amenos.

 

El exceso de lluvia trajo

a los tejados de lata bronceada

un nuevo reloj que delata su estado añejo,

y a tu rostro una sonrisa levemente disimulada.

 

 

Paúl Marcelo Velásquez Sabogal

Volver Inicio
 
 
 
 guicontreras@laveredadelsol.com.ar