Jatun Ñawi  
Envianos tu opinion Literatura Plástica Artesanías Teatro Fotografía Miscelaneas Música Enviá una foto Diccionario Links Amigas Inicio
 
 
 

 

  JATUN ÑAWI (gran visión en Inca) DEL DESPERTAR DE SUDAMERICA

 

 LA EDUCION: PUERTA A TODO HUMANISMO.- Latinoamérica abrirá el exigente puerto de la historia cuando consolide un apto gobierno propio: la pedagocracia, o sea, la educación establecida como un cuarto poder del estado. Tal transcedental y desafiante obra sólo prosperará cuando sus académicos-docentes se consangren honrradamente a responder la crucial pregunta que sus políticos siempre han eludido : ¿Por qué  se da la incongruencia de países como Chile, quienes, a pesar de poseer un cuarenta por ciento más de recuersos naturales que Francia, se  mantienen en lentos avances? Si efectivamente se quieré escudriñar las  reales causas del atrofamiento latinoamericano se deberá también enhebrar como perlas de un mismo collar otras cuatro investigaciones : 1.- ¿Por qué España se empobrece si fue la economía más potente de Europa al apropiarse del oro Maya, Inca y Azteca ? 2.- ¿A que se debe que América Protestante siempre marque la pauta por contar con personajes, tales como: Abraham Lincoln, precursor de la democracia moderna, Tomas Edison, vigor de la primera era industrial o Bill Gate, masificador de la era computacional ? 3.- ¿Por que Latinoamérica se comporta sumamente ingrata con el legado del radicalismo cívico, desconociendo con ello a su auténtica luz, al dotarla de una obra democratizadora de la educación y promover a la industrialización, base de una estable clase media ? 4.- ¿Por qué le cuesta tanto a Latinoamérica asimilar el fenómeno de los paises de Extremo Oriente, quienes superaron a sus economías y ahora van camino a sobrepasar a las europeas ?

FORTALEZEDORA FILOSOFIA PARA SUDAMERICA: EL NEOSTOICISMO

SUPRACOHEHERENCIAL.- El tremendo peso que exigen las preguntas expuestas demandan también ir más más allá de una mera seducción social, sino, se debe alcanzar aciertos filosoficos contundentes;  no hayando mejor escuela que un neoestoicismo supracoherencial, cuyo eje estructural gire en lograr la capacidad para enfrentar al monstruo calculado como provocador de la mayoría de los males de la humanidad a la « incoherencia » , es decir, la traición, tanto de la realidad como de la racionalidad y ello se hace palpable con de la incalificable contradicción, que tristemente, nos ofrece la admirable civilización tecnológica, la cual, por un lado genera extraordinaría ingenería y computación, mientras por otro, sus profesionales actúan imperceptivos de reconocer que la misma civilización contemporánea cuenta con los recursos científicos, intelectuales y económicos como para abolir la miseria.

 Aplicando la rigurocidad de la nueva filosofía en cuestión al continente de Bolivar y San Martín, ella, nos lleva a definir un nuevo concepto: mediocrésfera y a través de él comprendemos a una insalvable mediocridad, rasgos intrínsecos de la cultura hispanoamericana, adquirida y amamantada, desde sus inicios históricos por una moral justificante y sumamente pasiva, la cual emana desde un complejo inhabilitador al apreciarse a sí misma como un irreversible « ser de confin del mundo". El gran desafío del neoestoicismo supracoherencial sera atinar con la metodología que superé las ataduras del atrofiamiento endógeno del continente de Mayas, Incas y Mapuches, para tal, crea el término de templekípura (temple unido a kipu, el nuevo concepto no sólo es un homenaje a los kipus, instrumentos memorizadores o anotadores artesanales, claves de la civilización Inca, sino, también es  metáfora que encumbra  desde el vernáculo al asomo de la inteligencia hemisférica). La templekípura encierra el significado de ejercitación casi soldadesca de coherencia pedagógica y afirma que la fuerza civilizadora, surge y se desarrolla mediante el autodominio personal, lo cual implica una vigilancia intelectual constante, con el fin de resistir a las inconsistencias y absurdidades suscitadas ya sea por: miedo, dolor, mentira o  prejuicio; resentimiento, soledad, pereza o toda clase de excesos.

La pedagocracía sudamericana, conciente de tanto fracazo político hemisferico, reafirma su cautela para dar con la realización y funcionalidad requerida, vislumbrando como formidable soporte a una nueva ciencia que denomina como civilizogía, cuya estructura academica penderá del averiguamiento de por qué la humanidad despues de ocho mil años de variadas civilizaciones, es poco lo que ha avanzado a una auténtica civilización humanista.

 

La pedagocracia-civilizógica puede convertirse en el rayo intenso que estimule a sudamérica a su digno desafio de consolidar su propia capital intelectual: INCAPOLIS, es decir, en avanzar en grados hacia una gravitación o cabeza cultural similar a lo que fue Atenas o Florencia. Mientras que su apropiada filosofía : el neoestocismo supracoherental efectivamente le limpirá sus ojos, proporcionandole una doctrina de suspicacia, tanto para los sistemas idealistas como materialistas y en cuanto a sus máximas expectativas, presiente que sus argumentos cosmovisuales de integridad espiritual basados en cinco ejes maestros, le dan fuerzas como para un insospechado resultado que muy bien podría competir en potencia historizadora con los de la fe.

 

LOS ALCANCES DE UNA CAPITAL FILOSOFICA SUDAMERICANA

 

      Latinoamérica nunca ha podido romper su fatídico margen cultural mediocrésfero. 

       A veces las expectativas llegan sin deliberación, como esta vez  ocurre, pues, basta un refriegue de ojos para percatarse de la existencia de una potente semilla  ubicada en formidable cruce fronterizo  de países dados en el sur de Brasil con Argentina y Uruguay, y dando un saltito, Chile.

       La zona geográfica señalada es un verdadero almacigo oportunidario italosudamericano que ha puesto la historia en manos del espectro total docente y académico latinoamericano, precisando, a intelectuales, profesionales y jovenes de clase media, más a artistas y amerindios; todos ellos, embrionaríos protagonistas del reto de  revivir el legado imperecedero de Italia, como es su pedagogía cosmopolita, con el fin de reencauzarla a lograr una capital filosófica, que bien podríamos denominarla como INCAPOLIS, luego, hallamos como apto  plano realizador a importantes directrices bizantinométricas,- en neto curso pedagocrático-. Pero para no quedar solo en la dulzura de un sueño se requiere de alta competencia, por lo  cual, es aconsejable prestar atención a la formación filosófica vigorosa que tuvo Roma con la Escuela Estoica, concebida para superar dignamente adversidades extremas, claro que nuestra actualidad no concuerda con el  pustulado central dado en una providencia lejana  y desesperanzadora, nuestra fuerza filosófica será brillante si desarrolla una supracoherencia humana.

 

 

Cordialmente

Ivan Lorenzini Maass 

 
Volver Inicio
 
 
 guicontreras@laveredadelsol.com.ar