Estela Noemí Colón 
Envianos tu opinion Literatura Plástica Artesanías Teatro Fotografía Miscelaneas Música Enviá una foto Diccionario Links Amigas Inicio
 

De Neuquén

           Anastacia Esahian

 

 

“Añil espectro”

 

 

       Esta piel de invierno

embaldosa las mustias veredas

      de mis eclipses

           y en agonía de voces

                crepitan arrecifes de alborada

en la negrura del silencio.

 

 

       Ya en la boca marchita de mis plegarias

es elipsis el atolón de la Memoria

      desplegando la azul bitácora de los recuerdos

           y en el faro austral de mis enigmas

                se proyecta una historia de gaviotas

…y prefijos de mar.

 

 

       Mas un  sendero de ausencias

declina en la penumbra de grises conjuros

       y la tarde despoja suspiros de miel

           a esta página meridional,

                recalando, preámbulo de ofrendas,

en la bravura de un océano de añil herida.

 

 

 

 

                                                               

 

“Despeinando la arena”

 

 

           Equidistante murmullo de nubes

      en el asombro de espuma y arena

           de esta soledad de faro                                                                                              

                deslumbra horizontes                       

                     en la inmensidad de este abismo                           

     de misterioso puerto.

 

 

            Danza de luces y sombras

      despeina la arena de secreto conjuro,

           mitigando heridas

                en el eterno aliento

                     que dibuja nuevas páginas

      a esta historia de humano laberinto.

 

 

           Silencio:

      mensajero de memoria en alas de ausencia,     

          nostalgia de tus labios peregrinos

                partiendo en naves de arrebol;

                   …ya te acuna el arrullo

     de inmemorial melodía.

 

 

 

 

                                                                             

 

“Duelo sur”

 

 

            Un oasis de plegarias

      descansa en el alba sosegada de adoquines

           y entrelaza tus manos y mis noches                                                                          

                con cristales y besos de luna,                  

                     suplicando la tibia caricia                         

     que es candela en esta aurora.

 

 

            Promesas de arrebol

      se descubren en la antigua bitácora

           de luciérnaga austral,

                soslayando laberintos

                     de escombros y letanía

      para renacer en aroma de música y espuma.

 

 

            Ya se cubre la alfombra de tu firmamento,

      pintando con rocío los ecos de otro ocaso, 

           y en el aliento de nuevo umbral

                transmutan sueños de mar

                     los riscos silentes

     que horadan mi piel con ancestral lanza.

 

 

 

 

                                                                         

 

 

“En la penumbra de tus pupilas”

 

 

       Metamorfosis de luna y mariposas

en una lánguida noche de plata y arrebol,

      letanía de estela y cosmogonía

           es ofrenda de invierno

                en la pira ancestral de mis estigmas

destejiendo arcoíris de catedral.

 

 

       Un cielo nocturno de infinitud

en el jardín de antiguas lágrimas

      va acallando palabras y distancias

           y en la esquina de mis presagios

                describe su cauce de magia y tempestad

bifurcando senderos de brújula y arena.

 

 

       Y un lento murmullo de soles y hojarasca

despierta pájaros de ensueños

       sobre mi almohada de bruma y coral,

           acunando tiempos de misterio y esperanza

                para beber solsticios y equinoccios

en la penumbra de tus pupilas.

 

 

   

 

 

“Eterna brisa de agosto”

 

 

           Esperando tu color

      en alas de mariposa

           despierta la primavera                                                                                                

                y sumerge lágrimas de sol

                     en pupilas sedientas de mar,                                            

     anhelando alcanzar la luz.

 

 

            Notas olvidadas en un viejo piano

      se oyen en la mágica amalgama

           que viste de piel al atardecer

                mientras se tejen sueños de arrebol

                     en los senderos descalzos

      que revelan tus huellas.

 

 

           Y en el silencio impenitente

      de coral y fuego de tus labios

           bebo el río secular

                de tus conjuros…

                   apagando luciérnagas dormidas

   en la eterna brisa de agosto.

 

 

 

 

                                                                               

 

 

“Geografía”

 

 

           Camino estas calles vacías de ti

      acompañada de un aroma de soles

           que disipa las oscuras golondrinas                                                                             

                que abrigan tus espejos,                        

                     vistiendo la piel de este verano                           

     que enciende mis pupilas.

 

 

            La tarde teje pasos a mi lado

      conjugando este silencio y tus labios de primavera

           para descubrir en alguna esquina

                tu tiempo y el mío

                     y así abrazar un crepúsculo

      pretérito de arreboles.

 

 

           Mientras yo, cual fantasma

      deambulo nocturnal    

           y entre piedras y el gris conjuro

                aguardo el oasis de tus manos

                    alcanzando las mías

   en este desierto poblado de fantasmas.

 

 

 

 

                                                                                Anastacia Esahian

                                                                                   (Estela Noemí Colón)

 

 

 

 

 anastacia_r2004@hotmail.com

 

 

 
 
Volver Inicio
 
 
 guicontreras@laveredadelsol.com.ar