En Algún tiempo

                      

         

 

En algún tiempo     

los antiguos habitantes de la tierra

con su conciencia de maíz recién nacida

profesaban por ella un gran respeto

un profundo temor reverencial.

En algún tiempo

compartían con ella sus cosechas

amasaban con ella su destino

le ofrendaban su comida y su bebida.

Y la madre tierra contestaba

con la periodicidad de sus ciclos y estaciones,

con su estable girar.

En algún tiempo,

el hombre, dorado fruto,

mitigaba con ella los pesares

de sus noches pobladas de demonios.

Y hoy la tierra ultrajada se subleva,

oscura razón de migraciones,

torrentes que hace tiempo remontamos.

¿Cuál fue la idea que desterró a sus hijos?

¿Cuál fue el destino que los llevó al exilio?

¿En qué marcha, qué camino, se perdieron las huellas,

las pisadas?

¿En qué abismo, en qué inescrutable rincón de la conciencia,

se hallan ocultas las llaves?

Si la tierra desbastada se subleva

si la tierra violentada se violenta

si algún día en la noche de los tiempos

se olvidaron uno a uno los conjuros.

Si las hogueras se fueron apagando

si no hay dioses que contesten las plegarias.

si el televisor nos invade con noticias

y nos vende el paraíso en cuotas,

la muerte sin dolor, la guerra preventiva.

Todo gira

y avanzamos caminando por el tiempo,

recuperando la voz,

las voces viejas, las voces propias,

encontrando de nuevo las pisadas,

los hitos que dejaron otros hombres,

como faros sembrados del camino.

 

  

Gladys Ines Gribaldo

gribaldogladys@yahoo.com.ar

VOLVER