Los Chamanes

( la mañana del 11 de Septiembre del año 2001 )

     

     

Primer Chaman

          Mi tierra se acerca a los dioses, es parte de la América que explota hacia arriba y se abre, abraza los cielos, se abraza a los pies de los dioses. Altiplano extenso, de luces nocturnas,  yo veo en la llama, en sus ojos tristes,  dos cóndores que  pasan sin rumbo pero extrañamente en sus ojos llevan la muerte.

 

Segundo Chaman

          Mi selva es abundante en colores y olores, en vida y calor. Yo veo en el río reflejo de un vuelo dos aves muy grandes con cara de hombre, van hacia el norte, van apurados, luego que pasan ya nadie los sigue. El camino que han hecho a nadie interesa.

 

Tercer Chaman     

          Nosotros subimos siempre por la mañana a las viejas pirámides,  restos de mi pueblo Maya disperso donde antes los dioses comían corazones jóvenes, y luego dormían la siesta tranquilos. Así el jaguar también descansaba. Pero esta mañana dos Urucuises cruzaron el cielo con gesto de muerte, parecen dos hombres.

 

Cuarto Chaman

          Mi tierra es extensa, buscando algún Búfalo, subido a la loma levanto los brazos, agradezco a los dioses por otra mañana. El cielo me asusta, dos águilas negras se paran en las piras , son piras de muerte muy grandes, muy altas. Y estas se caen.

Ultimo Chaman

          Yo vi pasar dos cóndores, dos aves, dos Urucuises y dos águilas. Yo vi caer las dos piras pero siempre me pregunté. ¿Qué pueblo adora la muerte para erigir dos piras tan grandes sólo para que le teman?    

 

  

11 de septiembre de 2001  Dos aviones impactan con las Torres Gemelas en NY y un tercero contra el pentágono . Miles de muertos – Mucho misterio político.

 

 

 

 

 

 

Nota del autor:  

 

Los Urucuises no existen, o por lo menos no como aves voladoras, pero su presencia en el relato le da a este una irrealidad deseada.

Guillermo Daniel Contreras

gcontreras@bigfoot.com

VOLVER