Buenos días Buenos Aires......

 

 

         

 

Buenos días Buenos Aires....

 

La noche se corre, lentamente se quita dejando cristales tirados en la calle. Algunos autos comienzan a pisarlos y lento, muy lento el día se arrima al mate.

 

Buenos Aires ha dormido, o diremos intentó dormirse y en algún caso casi lo logra mientras que en muchos se terminó la noche y los ojos enrojecidos recuerdan que hace ya varias noches que el intento es vano.

 

Los chicos se acurrucan en las bocas de los subtes, el diariero acomoda suplementos en los diarios a la luz de una lámpara que parece apagarse a medida que el sol sale. Un bar abre su luz encendida, sus mesas vacías soplan café que  perfuma la calle.

 

En las estaciones son varios los que pasan, algunos estaban en un banco, en un balcón, detrás de algún auto, debajo del mundo. Otros bajaron del tren que recién llegado suspira vapores, como dragón de la calle china que para en la puerta de Buenos Aires.

    

     Buenos Aires, ciudad adolescente que mira a lo lejos y siempre siente que debe marcharse. Pero, cuando amanece, parece que encuentro detrás de los vidrios ojos que brillan, que miran y admiran el andar somnoliento de un pueblo que aunque nunca lo supo, puede y merece vivir diferente.   

 

  

Guillermo Daniel Contreras

gcontreras@bigfoot.com

VOLVER