Sobre "Historias de la emigración"
  
     
     
 
                          

                                  

                                   

 Remitiendo al origen natural de este espacio he leído la semana pasada un maravilloso escrito de José Saramago, publicado en su blog (cuaderno.josesaramago.org), titulado "Historias de la emigración".

Sin lugar a duda Internet como alguna vez oí: disminuye las grandes distancias, aunque extiende las cortas.

El globo es uno solo y sus migraciones se encuentran estrechamente relacionadas por propia razón de ser, por influencias temporales e históricas; producto de ello es que tienen semejanzas tan profundas en sus condiciones y resultantes. La simple diferencia habida entre las migraciones realizadas en el sur europeo -y norte africano- y las cercanas producidas hacia y dentro de nuestro país, es de carácter político-geográfico. No encontramos al norte de nuestro país un río Bidasoa, ni al Mar Mediterráneo que separe “nuestras tierras de las ajenas”; aunque sí podemos recorrer una extensa cantidad de regiones altamente hostiles al hombre moderno. La diferencia es geográfica; pero, no es el terreno a atravesar lo que vale, sino la respuesta social. No es ingenuo el desafío de Saramago: "Que tire la primera piedra quien nunca haya tenido manchas de emigración ensuciándole el árbol genealógico… "-y nada queda por decir de nuestro continente-, la migración se encuentra presente en algún lugar de nuestro árbol y en numerosos casos se acopla a esta el mestizaje. Teniendo en cuenta esta realidad indiscutible sorprende como el rechazo a dichos acontecimientos es inversamente proporcional a la verdad migratoria y mestiza que cada uno lleva dentro de sí, sobre sí. El sur europeo, luego el norte -y poco de su centro-, formaron este país, muchos de ellos manteniendo la esperanza de volver a su tierra de origen -como es natural-. Sus numerosos hijos y nietos argentinos son quienes hoy no comprenden y condenan nuevas olas -asiáticas, africanas y americanas-, sin comprender que dicho fenómeno es absolutamente natural, que mañana será su hijo o nieto quien posiblemente deba o prefiera apostar en otras tierras.

Por esto mismo es que apoyo profundamente, de Argentina a Portugal y cualquier punto del planeta, la afirmación del autor portugués en referencia a estas formas de sometimiento y confinamiento al olvido del pasado:

"En verdad, en verdad os digo, hay ciertas maneras de ser feliz que son simplemente odiosas.".

                                                                                                   

                                                                                                                  Canela

--
Publicado por nccanela@gmail.com para CANELA el 24/07/2009 06:47:00 PM

VOLVER