Santiago, tras la cordillera  
 
De casas viejas pero pegadas en sus hombros,   
una junta a otra salpicadas de colores.   
Juntas miran la pared de oriente,    
  paredes marrones con sombrero blanco. 
   
GUI

Casas

                                       

Cordillera

 

 

 

 

Guillermo Daniel Contreras

gcontreras@bigfoot.com

 

 

VOLVER